MIAMI.- La violación de la libertad de prensa y expresión en Cuba en el último año pasó a los peores niveles en la historia de la isla que gobierna la dictadura castrista, de acuerdo con el informe presentado este sábado en el marco de la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que sesiona hasta el lunes en la ciudad de Coral Gables.

El documento fue dado a conocer por Lucila Morales, del medio digital La Hora de Cuba, en representación del delegado de la SIP en la nación insular, Henry Constantin, a quien no se le permitió salir de territorio cubano para evitar su participación en este evento anual de la organización que aglutina a medios y periodistas del continente.

Te puede interesar

Morales, quien hace siete años se radicó en EEUU, apuntó que en Cuba, aunque ha crecido el número de personas que se conectan a la red, también existe una veintena de medios digitales que permanecen “bloqueados” por quienes controlan el acceso a la información, y entre los sitios web a los que no se puede acceder desde allí mencionó la página de la SIP.

También denunció que a muchos de los periodistas y miembros de la sociedad civil, a los que les han colocado la etiqueta de “regulados” para impedirles salir del país, como es el caso de Henry Constantín, que no pudo viajar a este foro, en ocasiones anteriores les han dado permiso de salida para instarlos a no regresar. Sin embargo, una vez que vuelven y se incorporan a su vida normal, ya no les permiten volver a viajar.

DIARIO LAS AMÉRICAS tuvo acceso al informe en el que se destaca la detención ilegal de periodistas, la aplicación de medidas para coartar el ejercicio de la prensa, ataques a viviendas de comunicadores independientes, interrogatorios y amenazas constantes contra reporteros y la negación del acceso al país a periodistas internacionales, entre otros aspectos.

INFORME COMPLETO

La cárcel vuelve a hacerse una realidad para el periodismo independiente. Esta es la única "reforma" que ha traído el gobierno en este semestre para la prensa, con el encarcelamiento, el 11 de septiembre, de Roberto de Jesús Quiñones Haces, del portal Cubanet, condenado a un año de prisión por delitos de "desobediencia y desacato", luego de que intentó cubrir un juicio a unos pastores religiosos y fue detenido con violencia.

En este periódico se registra una creciente conectividad a internet, impulsada por el monopolio estatal ETECSA, de baja calidad y a precios muy caros.

En la primera semana de mayo, el presidente del Tribunal Supremo Popular amenazó en redes sociales con aplicar la "Ley Mordaza", oficialmente Ley 88 "de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba", que aplica varios años de prisión a quienes colaboren "por cualquier vía con emisoras de radio o televisión, periódicos, revistas u otros medios de difusión extranjeros".

El 11 de mayo, una marcha LGBT convocada por activistas independientes tras la cancelación de la tradicional marcha oficial, terminó en represión y detenciones, entre estas las de los reporteros Ileana Hernández de Cibercuba y Boris González Arenas de Diario de Cuba.

El 4 de julio se publicó el Decreto 360 del 2019, "Sobre la Seguridad de la Información y la Comunicación y la Defensa del Ciberespacio Nacional", el cual prohíbe que los ciudadanos administren sitios webs alojados en el extranjero, lo que representa un aumento de la represión a los medios independientes. El gobierno no permite que se alojen en dominios nacionales aquellas páginas o medios que cuestionen al régimen.

En julio fue detenido el reportero Ricardo Fernández Izaguirre al salir de la sede sitiada del grupo Damas de Blanco. Pasó nueve días de detención, incomunicación con el exterior y deportación desde La Habana hasta su provincia de residencia. Luego fue detenido dos veces y amenazado con ir a prisión. Varios de sus entrevistados para un videorreportaje publicado en La Hora de Cuba, fueron interrogados por agentes de la Seguridad del Estado en un intento de presentar contra él una denuncia por "usurpación de capacidad legal".

El 17 de agosto se practicó un megaoperativo contra los directivos de tres medios independientes en La Habana, Yoani Sánchez de 14ymedio, José Jasán Nieves de El Toque, Abraham Jiménez Enoa de El Estornudo, a quienes se les prohibió salir de su domicilio.

Ese día había sido convocada una protesta de usuarios de SNET, una red digital autónoma e ilegalizada por las autoridades, que también derivó en restricciones de circulación o vigilancia para otros colegas.

A la casa del periodista Henry Constantin, quien estaba fuera del país, acudió un individuo con visible protección policial, armado con un machete, asegurando que iba a matar al periodista. El hecho ocurrió luego de la publicación de un texto en que cuestionaba la gestión del Ministerio del Interior para descubrir a un abusador sexual en serie de menores.

Se mantiene el entramado jurídico que norma la represión, como la nueva Constitución, el Código Penal con sus castigos a la crítica a funcionarios públicos y la penalización de los impresos clandestinos.

Una nueva ley de rectores y directores de universidades discrimina sobre quiénes pueden cursar maestrías o doctorados, según el comportamiento político.

El Decreto 370 ilegaliza las hasta ahora toleradas redes privadas por WiFi, obligándolas a colocarse bajo el control de una entidad estatal.

Se observa un incremento de la presión gubernamental sobre los empleados estatales a los que se les ha facilitado el acceso a internet. Según informes de personas amenazadas por sus expresiones en redes sociales, les obligan a colocar contenido favorable al gobierno.

Los periodistas Iliana Hernández Cardosa, Yunia Figueredo, Yoe Suárez, Alejandro Hernández Cepero, Daniel González Oliva, Roberto de Jesús Quiñones Haces, Pablo Morales Merchán, Jesús Jank Curbelo, una fotógrafa que le acompañaba, y Henry Constantín, han sufrido arrestos, interrogatorios y amenazas.

Luz Escobar, Lien Estrada, Sol García Basulto, Katherine Bisquet, Luis Cino, José Jasán Nieves, Ricardo Fernández Izaguirre e Isel Arango, fueron citados para interrogatorios. Alejandro Hernández Cepero, Ricardo Fernández Izaguirre y Henry Constantin, han sido amenazados con enjuiciamiento.

A Yoe Suárez y Alejandro Hernández Cepero le decomisaron equipo de trabajo. A Ricardo Fernández Izaguirre le retuvieron temporalmente su teléfono. Saimi Reyes, Ernesto Guerra, Eillen Sosin y Ailyn Martin, fueron forzados a dejar sus puestos de trabajo estatales, y Katherine Bisquet fue expulsada de su alquiler.

Familiares de Augusto César San Martín (su esposa), José Raúl Gallego (su madre), Inalkis Rodríguez Lora (su padre), Mario Ramírez, Yoani Sánchez y Henry Constantín, han sido acosados a través de visitas de agentes, prohibición de viajar al extranjero, citaciones e interrogatorios.

La fotógrafa Iris Mariño fue perseguida en la calle por agentes de la Seguridad del Estado, y su casa estuvo bajo vigilancia durante la visita de Díaz-Canel a Camagüey. La fachada de la casa de Henry Constantín e Inalkis Rodríguez fue vandalizada la madrugada del 26 de julio.

Las autoridades han empleado diferentes recursos de agresión digital, como trolles, bulling, amenazas, suplantación de identidad, intentos de hackeo, contra Yoani Sánchez, Iris Mariño, Lien Estrada, Rafael Almanza, Vladimir Turro y Henry Constantín. Yoani Sánchez también ha recibido hostigamiento telefónico.

A Roberto de Jesús Quiñones Haces le prohibieron salir de su ciudad de residencia, y a Yoe Suárez y Ricardo Fernández Izaguirre los han "deportado" de los lugares donde estaban trabajando a sus sitios de residencia. A Sandra Haces, Henry Constantin, Yunier Gutiérrez y Ariel Maceo, se les prohibió el acceso a zonas donde se desarrollan eventos noticiosos.

Fuentes de información y algunos lectores de Ricardo Fernández Izaguirre y Henry Constantín han sido hostigados.

A Inalkis Rodríguez Lora, Yoe Suárez y Henry Constantín se les han practicado revisiones exhaustivas de equipaje en aeropuertos.

A Jesús Jank Curbelo y Henry Constantín les han aplicado actas de advertencia.

El régimen les ha prohibido la salida del país a Adrián del Sol, Iris Mariño, Sol García Basulto, Inalkis Rodríguez Lora, Isel Arango, Roberto de Jesús Quiñones Haces, Manuel Alejandro León, Osmel Ramírez, la diseñadora Rosalia Viñas, el webmaster Javier Valdés, Henry Constantín, Julio César Álvarez, Saimi Reyes, Ernesto Guerra, Eileen Sosin, Ailyn Martin, Marta Liset Sánchez y José Antonio Fornaris.

Además, prohibió la entrada al periodista norteamericano Michael Lavers, y Claudia Ordoñez, de la organización Article 19, fue forzada a abandonar el país.

Los portales 14ymedio, Cubanet, Diario de Cuba, Martinoticias, El Estornudo, El Toque, ADN Cuba y Cuba te Cuenta, han sido bloqueados. Los sitios de la SIP, la Fundación Gabo, Amnistía Internacional, Change.org y más de una veintena, se mantienen bloqueados.

Facebook es el medio más extendido y más difícil de controlar para las autoridades; sin embargo, algunos medios de prensa independiente siguen encontrando obstáculos cuando se ingresa a través de páginas de empresas que se ubican en el país.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario