jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.- Corría el año 1960 y la dictadura de los Castro arremetía contra la Iglesia católica en Cuba y un grupo de cubanos de fe, devotos de la Virgen de la Caridad del Cobre, decidieron sacar a escondidas la imagen de la patrona de la isla que hoy preside el altar del santuario nacional en Miami.

Te puede interesar

“Este año marca el 60º. aniversario de la llegada a Miami de la bendita imagen de la Virgen de la Caridad que se venera en la Ermita. Esta bella imagen, réplica de la original que está en El Cobre, llegó a estas tierras escondida en una maleta, justo el 8 de septiembre de 1961, y aquí se ha quedado como una exiliada más”, señaló el rector del Santuario Nacional, padre Fernando Heria.

De hecho, la Ermita celebra la fecha con una serie de actividades que realzan la festividad estos días, entre las que destacan una procesión por varias calles y zonas de la ciudad y una multitudinaria misa en los predios de la Ermita de la Caridad.

“Seis décadas después, otro 8 de septiembre en un momento en que la patria cubana transcurre por un minuto difícil y decisivo”, subrayó el padre Heria.

“A pesar de todo lo vivido, en estos largos años de dictadura y exilio, la Virgen de la Caridad continúa siendo parte indisoluble del alma del cubano, tanto dentro como fuera de Cuba y Ella es la única que nos une en un mismo sentimiento y, por lo tanto, la que nos hará encontrar un camino común hacia la libertad y la reconciliación”, recalcó.

60 años

La imagen que hoy preside el altar del santuario nacional en Miami llegó sorpresivamente a la ciudad el 8 septiembre de 1961.

Unas semanas antes que la imagen llegara, Margarita Miranda cuidó de la virgen en Cuba.

“La imagen estaba en la iglesia Santa Rosa de Lima, en Guanabo, en las afueras de La Habana, y el padre Armando Jiménez me pidió cuidarla en mi casa, en Campo Florido, para llevarla al pueblo Tumba Cuatro en procesión”, recordó Miranda, visiblemente emocionada.

En aquella época, las procesiones religiosas fueron prohibidas. La Policía no permitía la práctica de la fe religiosa fuera de las iglesias y el padre Jiménez planeaba traer a Miami la imagen que encargó hacer a un ebanista en 1947, a semejanza de la Virgen que preside la Basílica Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, en Cuba.

“No nos dejaban llevar la imagen de la virgen a la calle, ni nos dejaban enseñar catecismo en las casas. Orábamos a escondidas en la casa”, recordó Miranda.

En esas circunstancias, la imagen de la Virgen permaneció en casa de Miranda.

“La coloqué encima del escaparate, en mi cuarto. Yo dormía a sus pies y en las tardes nos reuníamos los amigos y los alumnos de catecismo a orar y rezar el rosario”, rememoró.

Unos días después, durante una operación policíaca, tras la invasión a Bahía de Cochinos, para combatir la dictadura, Miranda fue detenida junto a miles de cubanos.

Mientras tanto, la Policía realizó un registro en casa de Miranda y “milagrosamente, no tocaron la imagen de la virgen. Allí permaneció, encima del escaparate, esperando por mi regreso a casa”, detalló Miranda con la voz entrecortada y ojos llorosos.

El traslado

El padre Jiménez salió al exilio unos días antes y desde Miami dio instrucciones a su hermana Consuelo de recoger la imagen de la Virgen y entregarla a un diplomático de la Embajada de Panamá, que facilitaría el traslado fuera de Cuba.

Miranda envolvió la imagen en papel periódico para protegerla y la colocó en una maleta.

Luis Gutiérrez era uno de los 60 y tantos cubanos que estuvieron asilados en la Embajada de Panamá en Cuba por varios meses y dos días antes de la celebración del Día de la Caridad obtuvo el ansiado salvoconducto de la dictadura cubana para salir al exterior.

“Me dieron la maleta y partí al aeropuerto en un automóvil de la Embajada, el mismo 8 de septiembre. Me llevaron directo al avión que saldría hacia Miami, sin que revisaran la valija porque yo viajaba bajo protección diplomática”, detalló.

Aquella tarde, el padre Jiménez celebraba en Miami el Día de la Caridad, con una gran misa en el Miami Stadium ante más de 30.000 cubanos exiliados, que desconocían la llegada de la imagen de la Patrona de Cuba.

“La Virgen entró al estadio en medio de una gran algarabía y llantos. Gritamos ‘¡Viva la Virgen de la Caridad! ¡Viva Cuba libre! ¡Abajo el comunismo!’”, recordó Silvia Santiago, que asistió a la histórica ceremonia en el desaparecido estadio, que fue auspiciada por la Arquidiócesis de Miami.

Entonces, muchos pensaron que se trataba de una señal divina del Cielo. “La Caridad del Cobre estaba con nosotros y creímos que pronto regresaríamos a Cuba”, recapituló Santiago.

De esta manera, la imagen que Miranda acogió en su casa en Cuba, la misma que Gutiérrez trajo a escondidas a Miami y desató el júbilo popular en el Miami Stadium, preside el altar del Santuario Nacional Ermita de la Caridad, donde es venerada por miles de cubanos y devotos de un sinfín de nacionalidades.

Celebración

La Ermita acoge una novena a Nuestra Señora de la Caridad, que culmina el martes 7 de septiembre, de lunes a sábado a las 7 pm y el domingo a las 5 pm, con liturgia presidida por párrocos de la archidiócesis de Miami.

El sábado 4, de 10 am a 2 pm, la Ermita convoca a realizar una procesión vehicular con la imagen de la Virgen de la Caridad, por varias calles y zonas de Miami-Dade, donde se realizarán paradas para saludar a la patrona de los cubanos y orar por múltiples peticiones y necesidades.

Más tarde, el martes 7, la Ermita de la Caridad acoge una velada artística, de 9 pm hasta la medianoche, para esperar por el arribo del 8 de septiembre cuando se celebra el Día de la Caridad.

Después, el miércoles 8, de 8 am a 4 pm, la imagen de la Virgen será expuesta a la entrada del Santuario Nacional para devotos y peregrinos venerar y depositar flores.

A las 8 pm, el miércoles 8, la imagen de la Virgen presidirá la misa solemne, en las inmediaciones del Santuario Nacional, con la presencia del arzobispo de la Arquidiócesis de Miami, monseñor Thomas Wenski, arzobispo de Miami, y el rector del Santuario Nacional, padre Fernando Heria, entre otros.

La Ermita informa que contará con estacionamiento adicional en la escuela La Salle y el hospital Mercy, adyacentes al Santuario Nacional.

Feligreses podrás acceder al lugar de la misa a partir de las 5 pm. El Santo Rosario se rezará a las 6 pm y la llegada de la Virgen al lugar está prevista para a las 7 PM.

Para mayor información, por favor contactar el Santuario Nacional por teléfono al 305 854 2404.

El Santuario Nacional la Ermita de la Caridad está ubicada en 3609 South Miami Avenue, Miami.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
53316 votos

Las Más Leídas