MIAMI.-La Cámara de Comercio de Estados Unidos calcula que la guerra comercial que ha emprendido la administración del presidente Trump contra China, Canadá, México y la Unión Europea, le podría costar a la Florida $112 millones de dólares.

Este viernes el Departamento de Trabajo dio la noticia de que, por una parte, en el mes de junio la economía estadounidense generó 213.000 nuevos empleos, y por otra, que el desempleo subió al 4% lo cual, desde el punto de vista técnico, sigue siendo una cifra de pleno empleo.

El comercio de la Florida con los países que se convierten en objetivo de aranceles por parte de Estados Unidos genera en el Estado del Sol 2.502.500 empleos, en una gran diversidad de sectores productivos.

Las exportaciones de mariscos (langostas, cangrejos) aluminio, cítricos, motores fuera de borda, yates, alimentos sufrirán los rigores de los aranceles que imponen en retaliación aquellos países blanco de los impuestos comerciales de Estados Unidos.

naranjas.jpg
La exportación de cítricos de la Florida será objeto de aranceles en China.
La exportación de cítricos de la Florida será objeto de aranceles en China.

Elecciones

¿Qué tanto de esta situación puede ser combustible para las diferentes candidaturas demócratas en Florida, y una carga difícil de manejar para las republicanas?

Los precandidatos republicanos a la gobernación de la Florida están compitiendo por ver quién puede estar más cerca de Trump. Por ahora el congresistas Ron DeSantis, a quien no le favorecen las encuestas, ha tenido el apoyo abierto del presidente.

Por el lado de la cerrada competencia por el escaño de la Florida en el senado, un deterioro de la situación económica en el Estado del Sol podría darle oxígeno a Bill Nelson, quien por primera vez, como lo han dicho los analistas, ve que un candidato republicano logra ponerlo en aprietos.

De acuerdo con las últimas encuestas, el nivel de aceptación de la gestión del gobernador Rick Scott está por encima del 60%.

El desempleo del estado está por debajo del promedio nacional e incluso las tres agencias de calificación de riesgo, les dieron a los bonos de deuda de Florida la máxima calificación, algo que es la primera vez que sucede en la historia contemporánea del estado.

Dentro de la comunidad puertorriqueña se da una paradoja anotada por una reciente encuesta llevada a cabo por la Universidad Internacional de la Florida. “Más de 7 en 10 de los 1.000 encuestados de Puerto Rico tienen una opinión mala o muy mala del president Trump. En contraste, más del 55% tiene una buena o muy buena opinión del gobernador Scott, y un enorme 82% entre aquellos [puertorriqueños] quienes, desde 2017, llegaron a la Florida por la devastación generada por el huracán María”.

Esto explicaría, de alguna manera, por qué Scott no ha querido acoger con los brazos abiertos, y de manera directa, el apoyo de su amigo personal y hoy presidente, Donald Trump.

Pero se verá en los próximos meses si la guerra comercial que inició este viernes a la media noche Estados Unidos contra gran parte de sus aliados y socios comerciales, y contra la segunda economía del mundo, será el gran punto de inflexión para que los demócratas no sólo conquisten la gobernación de la Florida, mantengan su escaño en el senado federal, sino logren recuperar el congreso estatal después de más de veinte años de hegemonía republicana.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas