Ante todo, queremos dejar claro que nada justifica una acción violenta contra un inocente ymucho menos, justifica el hecho de que una madre le haya quitado la vida a su hijo.

Si usted tiene niño(s) regular(es), es decir, sin condición alguna, entonces cierre los ojos y piense que de pronto su hijo o hija no habla, no controla esfínteres, no se comunica o tiene diariamente episodios de violencia, arrebatos exagerados de rabia y descontrol. Imagine que no hay una palabra “mamá” o “papá” que recompense tanto esfuerzo. A veces, una pequeña sonrisa.

Te puede interesar

Piense que a diario debe bañarlo, limpiarle los pañales –aunque tenga 15 años–, darle la comida o limpiar el desastre que dejó en la mesa y, cuando está tranquilo, tratar de que nada lo moleste para evitar cualquier estallido. Así, día tras día, noche tras noche, año tras año. Claro, sin olvidar que su vida jamás será la misma. Que cada vez son menos las salidas a la playa, a un restaurante o a un centro comercial. Sus amigos lo evitan en reuniones familiares, aunque no se lo dicen. En la calle, los indiscretos le miran de forma extraña, y los más despiadados comentan.

Respirar profundo, llorar a solas y seguir es el día a día de centenares de madres y padres que tienen un hijo con condición de autismo severo no verbal, o con otras condiciones que comprometen su capacidad verbal y/o motora. Criar un hijo con multidiscapacidad puede ser la prueba de amor más intensa que alguien pueda enfrentar.

Tras la muerte del pequeño Alejandro Ripley y la posterior confesión de su madre, la consternación fue generalizada. En un principio el rechazo inmediato a tal acción, pero luego der ver algunos detalles de la vida privada de la familia, aquellos involucrados con el cuidado de personas con una discapacidad tan severa comenzaron a hacerse las preguntas de rigor. ¿Por qué? ¿Por qué una madre que en los últimos 9 años se ha dedicado a cuidar a su hijo llega a tomar la trágica decisión?

“Nadie puede comprender la fuerza que se necesita para criar a un niño con necesidades especiales, a menos que lo esté haciendo en este momento y durante una pandemia mundial. Los padres de niños con necesidades especiales tienen amor, habilidades y paciencia más allá de lo imaginable. Sonríen todos los días a pesar de lo duro que ha sido su día, a pesar de que no han dormido en semanas, meses o incluso años, y a pesar de que a menudo se sienten abrumados. Vemos esa sonrisa y el amor que sienten por su hijo, y creemos que están bien. Pero la reciente pandemia nos está poniendo a prueba a todos”, así lo afirma una misiva de Friendship Circle of Miami, fundación dedicada a brindar soporte a niños con discapacidad y a sus familias.

Oracion por Alejandro ripley. jpg
Varias personas elevaron su oración desde el lugar donde fue encontrado el cuerpo sin vida del niño Alejandro Ripley.

Varias personas elevaron su oración desde el lugar donde fue encontrado el cuerpo sin vida del niño Alejandro Ripley.

El texto, difundido en sus redes sociales y entre los grupos privados de WhatsApp, se informa del servicio de soporte especial que activaron luego de conocer la triste noticia del fallecimiento del pequeño Alejandro. “La escuela y el cuidado de relevo son críticos para los padres como fuente de apoyo y por un momento para respirar, y esos servicios no han estado disponibles en los últimos dos meses. La semana pasada, en medio de preocupaciones de seguridad relacionadas con COVID-19, hubo rumores de que tal vez las escuelas no abrirían en el otoño”.

Uno de los líderes de Friendship Circle of Miami, el rabino Yossi Harlig, en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, asegura que su organización trabaja para ofrecer soporte a niños con necesidades especiales, y uno de sus objetivos principales es lograr la interacción entre estos niños y jóvenes, además de ofrecer un soporte a los padres.

“Lo ocurrido con Alejandro ha sido de gran impacto para toda la comunidad. Es importante que se entienda que aunque los padres son buenos con los hijos existe una gran dificultad de enseñarlos, y más aún con lo que representa la pandemia por el coronavirus. Estamos buscando la manera de ayudar a estos padres que se encuentren en esta situación. Ofrecer un apoyo para que puedan desahogarse en el momento en que lo necesiten”, explica.

Los padres necesitan más ayuda que los niños

A juicio de la Iris Pitaluga, psicóloga que ofrece sus servicios en el centro de Soluciones Terapéuticas del sur de la Florida, si ya de por sí la crianza de los niños es difícil, se hace mucho más difícil cuando el niño tiene alguna necesidad especial.

Pitaluga confirma que “el trauma que recibe un padre al enfrentar que tiene un hijo con una condición crónica ya es suficiente para que necesite ayuda por mucho tiempo. El estrés al que un padre está constantemente sometido con un niño especial, ya sea autismo, síndrome de Down o cualquier otro trastorno de desarrollo, es insufrible. Están continuamente preocupados, no saben cómo manejar la situación, responder a los comportamientos. Tienen que constantemente estar adivinando porque una de las características más básicas de estos niños es la falta o dificultad de comunicación y de hacerse entender”.

patricia y alejandro ripley miami autismo- mayo 2020 .jpg
Patricia Ripley, la madre del niño con autismo Alejandro Ripley, enfrenta cargos por el asesinato de su hijo.

Patricia Ripley, la madre del niño con autismo Alejandro Ripley, enfrenta cargos por el asesinato de su hijo.

Refiere que muy pocos matrimonios perduran por el estrés, ya que además a los padres les toca olvidarse de ellos mismos y de sus sueños y deseos pues ya saben que su vida va a estar dedicada a los hijos. “Se sienten también amenazados por la discriminación por parte de la sociedad. Le tienen lástima a sus hijos y a la vez pueden sentirse resentidos por la carga que les ha tocado. Estos mismos sentimientos los llevan a sentirse culpables. También se preocupan muchísimo por el futuro. Piensan ‘qué va a ser de mi hijo cuando yo envejezca o me vaya de este mundo’. Es una constante lucha física y psicológica para todo. Un gran número de estos niños no solo tienen incapacidades cognitivas y sociales sino también físicas”.

Como psicóloga, asegura que muchos padres necesitan más ayuda que los propios niños, porque están más afectados por todos los cambios que deben afrontar, ya que todo lo que sucede se enfoca en el problema del niño, pero detrás de eso los padres esconden sus frustraciones personales, necesidades, y sentimientos de soledad y culpa.

Pitaluga reconoce que existen muchos tipos de ayuda y hay muchas compañías que ofrecen servicio de terapias que intentan ayudar a niño a abolir conductas inadecuadas, pero “también incluye ayudar a los padres a aprender a lidiar con los comportamientos de los niños”.

A juicio de la especialista “muy pocas de estas compañías tienen psicólogos en su panel”. Y advierte que “se necesita experiencia psicológica para entrar en la intimidad de estos hogares y percibir los problemas que existen más allá de la condición especial del niño”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas