jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- En los próximos tres o cuatro años, más de una docena de rascacielos se construirán en el centro de Miami, acompañados de nuevos restaurantes y espacios comerciales, lo que aumentará el índice poblacional, el tráfico y por consiguiente la necesidad de servicios públicos.

Te puede interesar

“Me encanta la idea de una ciudad que crezca hacia ‘arriba’, con edificios altos y lugares adónde ir”, opinó Santiago, que reside y trabaja en el centro de Miami.

No obstante, Santiago, que tiene dos pequeños hijos, tiene que cruzar el puente de Brickell para llevarlos a la escuela Southside, a unas 13 cuadras al sur del río, porque “no hay colegios de primaria en la zona”.

Bastaría comparar el horizonte de altos edificios del downtown de Miami con una fotografía de hace 30 años.

El American Institute of Architects sostiene que el centro de Miami ostenta la tercera mayor concentración de rascacielos en Estados Unidos, sólo superado por Nueva York y Chicago.

“Para mí, el estacionamiento no es problema porque viajo en el trencito (Metromover), que gracias a Dios sigue siendo gratis, pero quienes trabajan en otros lugares y no les sirve el tren del Metrorail, no les queda otro remedio que lidiar con el insoportable tráfico de Miami cada mañana”, argumentó.

Para nadie es noticia que la construcción de altos edificios, que mayormente albergan viviendas de lujo, estimula el aumento de precios en la zona y áreas colindantes.

Mario, que también vive en el centro, paga 2.600 dólares al mes por un apartamento de una habitación.

“Trabajo aquí y pensé en comprar un apartamento, pero los precios no bajan del medio millón de dólares”, afirmó.

Servicios

Año tras año, autoridades de Miami prometieron mejorar el acceso y salida del lugar, además de construir una nueva escuela pública, con la respectiva ayuda financiera de los gobiernos federal y estatal.

No obstante, lo cierto es que ni tan siquiera la red de alcantarillado es capaz de soportar grandes lluvias. Un mal tiempo que azote el área o la Luna, que se empecina en subir la marea, inunda de agua algunas calles.

Mejoras han hecho, como una planta que controla el flujo de aguas albañales, pero no es suficiente.

Una perenne ‘manguera’, color rojo, ‘saca’ agua de Brickell Plaza cuando llueve mucho. En la intersección de Coral Way con la fastuosa Brickell Avenue, donde lujosos rascacielos ocupan el cielo, la inundación llega a las rodillas a veces.

Hoy

Las grúas de construcción anuncian la edificación de nuevas obras, más rascacielos. Otras están por llegar.

De hecho, los urbanizadores tienen, por ley municipal y condal de Miami-Dade, ‘mejorar’ calles, aceras y servicio eléctrico, entre otros asuntos, en el área que colinde con la nueva obra. Pero tampoco es suficiente.

Manolo Reyes, que además de comisionado de la Ciudad de Miami es presidente de la junta de directores del Miami Downtown Development Authority (DDA), declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS “no tenemos que ver con las obras públicas, aunque sí participamos en planificación y fondos de las mejoras de ciertas calles, como la remodelación de Flagler Street”.

No obstante, Reyes reconoció que el incremento de edificaciones y el subsiguiente aumento poblacional “requiere mejorar calles, aceras y estacionamiento, así como presencia policial para proveer protección pública”.

Luego añadió, el Departamento de Obras Públicas (de Miami) debe tener las mejoras en cuenta”, pero esta entidad no respondió las preguntas de este rotativo.

Respecto a la red de alcantarillado, “hay que reemplazar una buena parte y eso requiere una inversión extremadamente grande (millones de dólares), que es un reto muy grande que tenemos en la ciudad”, señaló Reyes.

En cuanto a ‘presionar’ a Obras Públicas para tomar cartas en el asunto, Reyes mencionó que el centro de la ciudad está localizado un distrito que él no representa. Y que él, aun siendo comisionado de otra zona, “le importa todo lo que suceda en cualquier lugar de la ciudad”.

Este periódico contactó al comisionado municipal que representa el centro de la ciudad, Ken Russel, y tras una semana de espera, después de varios intentos, obtuvo una respuesta, a través de una relacionista pública independiente, que no contestó las preguntas sobre congestión vehicular y la red de alcantarillado: “La mayor infraestructura que la ciudad puede proporcionar al centro de Miami es el Baywalk (paseo a lo largo del mar) de cinco millas, que conectará Brickell hasta Edgewater. También servirá como infraestructura de resiliencia que mitigará las marejadas ciclónicas, el aumento del nivel del mar y el aumento de las tarifas de los seguros".

¿Mejoras?

La autoridad de autopistas de Miami-Dade MDX construye, junto al Departamento de Transporte de la Florida, un segundo nivel sobre el extremo este de la Dolphin Expressway (SR836) y rehace el enlace con I-95 y MacArthur Causeway, en cuya conexión, sobre Biscayne Boulevard, se construirá un puente con arcos que cambiará el panorama urbano del centro de Miami.

Esta obra podría mejorar la congestión vehicular en la zona norte del centro de Miami, pero hacia el lado sur y la zona Brickell los automóviles y otros vehículos mayores hacen peripecias para burlar el embotellamiento. Al cruce del río en la codiciada avenida le vendría bien el túnel tan prometido, que otras ciudades, incluso con menos recursos, ostentan.

Entretanto, los vecinos del centro de Miami siguen preguntando por las calles y la construcción de una escuela pública para llevar a sus hijos.

Hace tres años, el saliente superintendente Alberto Carvalho habló sobre construir un colegio, para unos 2.000 estudiantes, en la zona aledaña a Miami Avenue y la calle 19, cerca del rascacielos Miami Worldcenter.

Sobre este proyecto, la autoridad escolar respondió: "Omni CRA (Omni Community Redevelopment Agency, que supervisa la zona del Omni) requiere una ratificación final por parte de la Ciudad de Miami antes de que la obra sea ejecutada. Tras la ratificación, el Distrito Escolar trabajará con CRA para finalizar la documentación y presentar los términos negociados a la Junta Escolar para su consideración y aprobación".

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.81%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.63%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.56%
27360 votos

Las Más Leídas