MIAMI.- Ya comenzó la temporada ciclónica y sólo una decena de casas de cuidado para personas de la tercera edad en Miami tienen generador de electricidad para hacer frente a las posibles fallas del servicio eléctrico.

Tras la muerte de 12 ancianos en una residencia en Broward el pasado mes de septiembre, cuando el huracán Irma dejó a más de la mitad del sur de la Florida sin electricidad, el Gobierno estatal estableció una serie de medidas que comprende la entrada en vigor, el 1 de julio, de la ley que exige a las casas de cuidado de la tercera edad, o nursing homes, contar con generadores que suplan la falta de servicio eléctrico.

No obstante, un informe publicado por la autoridad estatal Agency for Health Care Administration (AHCA ) señala que, acorde al último reporte procesado el 25 de mayo, que cerca del 66% de los 683 centros de cuidado en el estado cumplen ya con la nueva disposición, aunque sólo el 18% de las 3.089 casas con servicio de atención especial, AFL, cuentan ya con generador eléctrico.

De hecho, cerca de 73.000 personas de la tercera edad viven en centros de atención en la Florida, según informa la Florida Health Care Association.

La situación en el sur de la Florida es aún más preocupante: sólo 11 casas de cuidado y nueve con servicio de atención especial disponen de una fuente suplente de electricidad, lo que significa que apenas el 16% de los 125 centros existentes en nuestra zona.

Si desea saber si un centro de atención cuenta con generador de electricidad, haga "click" aquí y consulte el portal de la AHCA.

Entretanto, el Gobierno estatal espera que todos los centros de atención cumplan con el nuevo reglamento a partir del primer día del mes de julio. De lo contario, podrían ser multadas, aunque se habla de la posibilidad de otorgar un plazo adicional hasta el 1 de enero de 2019.

“AHCA velará porque todos estos centros cumplan con la nueva reglamentación”, señaló la agencia estatal en el comunicado. “Cada una de ellas es responsable de cumplir la ley”, subrayó.

La medida fue aprobada por el Congreso estatal, durante la legislatura que culminó el pasado 11 de marzo, y fue aprobada por el gobernador Rick Scott.

Si la casa de cuidado incumple la nueva ley, sería penada con multas entre 5.000 y 25.000 dólares, dependiendo de la incidencia, o incluso podría perder el permiso estatal operacional.

Según AHCA, el coste estimado de un generador para proveer electricidad, por ejemplo, a 120 personas es 315.000 dólares, o alrededor de 5.000 si se trata de 20 personas o menos.

La ley, que requiere además contar con suficiente combustible para garantizar el uso del generador por al menos 96 horas, es la respuesta del estado de la Florida a la muerte de 14 ancianos, el pasado mes de septiembre, cuando un centro de cuidado en Hollywood estuvo sin electricidad varios días, tras el paso del huracán Irma.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario