MIAMI.- La Comisión de Miami se prepara para discutir el jueves 13 el futuro de las populares motocicletas ligeras tipo scooter, así como la continuidad del Ultra Music Festival y cierta regulación sobre la práctica de juegos en la zona de downtown.

El comisionado Ken Russell plantea abordar estos tres asuntos con medidas muy específicas que deben ser adoptadas por el cuerpo legislativo municipal.

Respecto a las scooters, que fueron retiradas de las calles de Miami el pasado junio por sus proveedores Lime y Bird, luego de una fuerte polémica por la falta de regulación y el peligro que representaba para los transeúntes, el comisionado Russell recomienda establecer una reglamentación que provea permiso operacional, así como cantidad de vehículos, estacionamiento, proceso de información y servicio al cliente.

De esta manera, Russell, que representa una buena parte del centro urbano de Miami, incluyendo downtown y Brickell, anticipó que “los scooters serían empleadas de la manera correcta” para evitar accidentes y molestias a los peatones.

La ley estatal de la Florida dicta que este tipo de locomoción, sólo puede ser regulado por municipios, como Miami.

“El ayuntamiento va a ocuparse de esto como es debido y lo vamos a hacer bien”, aseguró Russell hace casi tres meses.

Este tipo de transportación se popularizó tanto en Miami, que los proveedores de scooters reportaron la suma de más de 30.000 usos en apenas tres semanas.

Ultra-Music fest

Sobre el Ultra-Music Festival, cuyo contrato de arrendamiento termina este año, se tendrá en cuenta la renovación del acuerdo, dado el impulso económico que supera los 70 millones de dólares y el valor propagandístico que denota el encuentro musical internacional.

No obstante, el comisionado Russell, que representa el distrito 2, donde se celebra el festival, propone tener en cuenta las quejas de los vecinos respecto al uso del Bayfront Park y los inconvenientes que producen la presencia de decenas de miles de visitantes en ese sector.

Según los organizadores del festival, cuyas entradas superan los 300 dólares por persona, Ultra-Music contabilizó este año 200.000 asistentes durante los tres días que duró el encuentro musical.

Por otra parte, las autoridades de Miami informaron que el popular festival de música electrónica concluyó sin mayores incidentes y que los servicios médicos de emergencia atendieron unos 60 casos relacionados con embriaguez, drogadicción o cansancio.

Juegos

Sobre el siempre controversial asunto del juego restringido, que depende de regulaciones municipales muy específicas, se plantea la posibilidad de una enmienda al plan estratégico Miami 21, que requeriría que cualquiera propuesta de “juego restringido” obtenga al menos la aprobación de cuatro de los cinco comisionados que conforman el poder legislativo municipal.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario