MIAMI.- SERGIO OTÁLORA/ DLA
sotalora@diariolasamericas.com
@sotalora

La Playa no se convertirá de repente en un Sillicon Valley,  pero sí hay personas con importantes recursos económicos en esa ciudad que podrían estar interesadas en invertir en nuevas empresas de tecnología.

Te puede interesar

El empresario Jon Medved, procedente de Israel, estará este jueves en Miami Beach para asesorar al alcalde Philip Levine en su propósito de convertir este municipio en zona de creación de iniciativas tecnológicas. 

Medved es presidente de la empresa OurCrowd, “el sitio en internet más grande para crowdfinancing”, dijo.

Crowdfinancing es una modalidad de inversión individual, abierta,  para proyectos que están en la red, y que pueden localizarse en cualquier parte del mundo.

“Lo interesante ahora es que la financiación [para un proyecto] se hace a través de internet. Hay empresarios, alrededor de todo el  mundo que [a través de esta modalidad] están invirtiendo en 90 países. Y ya no interesa donde esté localizada la empresa”, amplió Medved.

 De acuerdo con este empresario, “ya no se trata como a la vieja usanza, de alguien en el cuarto de atrás tomando decisiones. Ahora, es mucho más democrático.  En el momento en que arrancas un proceso de crowdfunding es interesante e importante porque hay más personas que están invirtiendo. En el área de Miami hay gente con dinero que está buscando hacer inversiones interesantes.”

Plataforma de negocios

Medved concibe a Miami como un espacio en el que se proyecta América Latina. “Hay un inmenso potencial de inversiones  que buscan resolver problemas específicos en esa región”, explicó. “Nuestro trabajo es tener una plataforma para sugerirles a esos inversionistas que se unan a oportunidades en otras partes. Hay compañías en Miami Beach, que están recolectando dinero por internet, y estamos hablando de intentar muchas cosas entre  Estados Unidos, Israel y América Latina”, explicó.

Bajo este modelo de inversión individual, se rompen también las barreras geográficas. Por eso, para un proyecto específico, puede haber recursos financieros provenientes de Montevideo en Uruguay, Miami en EEUU, o Budapest en Hungría.

 “Nosotros relacionamos inversionistas de todo el mundo con nuevas empresas tecnológicas que tengan desafíos y solucionen problemas específicos en países en desarrollo”, puntualizó Medved.

Edificios

En este momento Miami vuelve a experimentar un auge en la construcción de edificios y conjuntos residenciales. Muchos de los compradores vienen del sur del continente, y compran propiedades de gran valor en efectivo.

Por lo tanto, habría que preguntarse si esos mismos inversionistas estarían interesados  en poner su dinero en nuevas empresas tecnológicas.

“Si uno les da la oportunidad de que se sientan confiados  de invertir y de que podrán hacer dinero con la  tecnología,  financiarán los proyectos.  No es cierto que los inversionistas en Latinoamérica solo vean en los bienes inmobiliarios la única manera de invertir su dinero”, acotó Medved.

Este empresario cree que América Latina, más que cualquier otra parte del mundo, es la zona que más requiere innovación tecnológica. En sus viajes a la región ha visto que liderazgo y verdaderas necesidades en ese mercado, con un gran potencial. “Esas economías están creciendo y, por lo tanto, deben resolver problemas básicos como electricidad, acueducto, analfabetismo, todos son niveles muy distintos a los que trabajan las empresas tecnológicas en Sillicon Valley”, aseveró. 

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas