Miami.- Juice & Coffee Bar es un pequeño negocio de restauración que lleva abierto en Miami Beach hace ocho años. Es el típico negocio familiar, llevado por un matrimonio y tres empleados, que se ha ganado su espacio en el mercado ofreciendo un buen trato y una carta diferente a todo lo que se encuentra en su alrededor.

Cómo su nombre indica, Jugo y Café se especializa en jugos naturales "hechos a base de frutas frescas y orgánicas delante del cliente”, dijo Lilliana Ferrá, su propietaria, quien accedió a conversar con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Te puede interesar

“También nos distinguimos por nuestros sandwiches, sobre todo uno de estilo español, que lleva queso manchego y jamón serrano, sale con su pan calentito, que pasamos por la plancha, y le ponemos un poquito de aceite de oliva virgen “, sostuvo Ferrá, quien vivió casi 20 años en España antes de venir a EEUU.

La Pandemia

Cuando comenzó el brote de coronavirus, Juice & Coffee Bar estaba a punto de comenzar su mejor temporada, “cuando aumenta el turismo en la zona, se llenan los hoteles y se producen las vacaciones estudiantiles”, expresó Vladimir Fajardo, esposo de Ferrá y copropietario del local.

En marzo eran cinco empleados, “ahora solo quedan tres”, subrayó Fajardo. “Hemos sobrevivido porque nos hemos adaptado a las circunstancias. Cambiamos el horario, bajamos las horas de trabajo de los empleados. E incluso así, todo lo que hacemos solo alcanza para pagar salarios”, lamentó Ferrá a través de su máscara facial.

Sin ayudas

Aunque el negocio no cerró del todo, sino que se acogió a la restricción que lo obligaba a hacer solo comida para llevar. “Estamos pasando un momento muy duro. Aunque abrimos el pasado 27 de mayo, no hay apenas clientela. Habrá que esperar a que comiencen los hoteles y las playas y él público gane más en confianza”.

A pesar de haber solicitado todas las ayudas, el matrimonio no ha recibido ni un centavo que le aliviara su delicada situación financiera. Ni dinero de la ciudad, ni dinero federal, “hemos sobrevivido hasta ahora de milagro”.

Vamos a conseguirlo

No obstante, no ocultan su carácter emprendedor cuando dicen: “Nosotros seguiremos ofreciendo el mejor servicio, somos un lugar seguro para venir a pasar un rato con la familia”, recalcó.

Alguien que venga por Collins y la 71 ya sabe, puede sentarse en una terraza a disfrutar de una comida agradable y después regresar a la playa.

cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas