jueves 1  de  diciembre 2022
CRISIS DE LA VIVIENDA

Miami-Dade: ¿Serán legalizados los 'efficiencies'?

Una propuesta de la comisionada de Miami-Dade Raquel Regalado crea un marco para regular la construcción o continuidad de esas unidades habitacionales

Por DANIEL CASTROPÉ 9 de septiembre de 2022 - 22:06

MIAMI.- Solo basta con dar una mirada a un periódico o en algún sitio en línea de avisos clasificados para encontrar una variada gama de ‘unidades de vivienda accesoria’ (ADU, por sus siglas en inglés), lugares mejor conocidos en el argot popular con ‘efficiencies’.

Por años, este tipo de soluciones habitacionales han sido ilegales y, en muchos casos, se construyen violando las normas de zonificación que rigen en el Condado Miami-Dade. Se rentan por menor precio, en comparación con un apartamento. De allí que pueden ser el primer paso de una persona para irse a vivir de manera independiente.

Pero probablemente en diciembre próximo algo cambie. Una ordenanza de la Comisión condal podría darles el carácter de legalidad a esas pequeñas viviendas, en un esfuerzo por combatir la crisis del sector inmobiliario que se experimenta en el Gran Miami y el sur de la Florida.

Propuesta

El órgano legislativo de Miami-Dade evalúa la posibilidad de legalizar los ‘efficiencies’ para alquiler en zonas no incorporadas del condado y en algunos municipios dentro de la jurisdicción condal que estén interesados en sumarse a la iniciativa.

La propuesta de la comisionada del distrito 7, Raquel Regalado, busca ‘normalizar’ esas unidades unifamiliares a través del pago de una licencia por valor de 136 dólares, con una duración de tres años.

“Esto agrega una inspección y unos códigos muy estrictos que tienen que ver con cuántas personas pueden vivir allí, cuántos vehículos pueden tener, dónde ubicar los carros, porque tanto los inquilinos como los vehículos son los que pueden causar más molestias en un vecindario y nuestra intención no es cambiar esos vecindarios”, dijo Regalado.

Si la propuesta es aprobada, los ‘efficiencies’ tendrían un tamaño entre 200 y 400 pies cuadrados, no podrán tener más de dos plazas para estacionamiento de vehículos, en dependencia del tamaño de la vivienda, y tendrían una capacidad no superior a tres personas, según explicó la legisladora.

Como está planteado hasta el momento el proyecto de ordenanza, la nueva norma modificaría el código de zonificación del Condado para poder permitir unidades residenciales anexas con cocinas, baños y dormitorios separados, en el mismo lote de una vivienda.

También contempla una serie de penalidades para quienes infrinjan la medida. La primera multa sería de 500 dólares, la segunda de 1.000 dólares y una tercera y última penalidad valorada en 2.500 dólares, tras la que el propietario quedaría inhabilitado para rentar su inmueble por cinco años.

Otra limitación estaría sujeta al tamaño del lote. “Si este tiene 3.000, 4.000 o 5.000 pies, allí no podría haber una construcción nueva. Así que el tamaño del lote es importante a la hora de pedir una licencia”, dijo.

Un aspecto que está bien claro en la propuesta es que esas unidades residenciales no podrán ponerse en renta en sitios en línea como Airbnb, debido a que se busca preservar la renta por mes, de acuerdo con lo explicado por Regalado.

Asimismo, se estima que los ‘efficiencies’ que ya están construidos deberán someterse a las nuevas disposiciones que incluyen instalación de baño y cocina, ventilación, techo, paredes, puertas y ventanas, entre otras. Actualmente, este tipo de construcciones deben ceñirse a normas que estipulan como última instancia la demolición, en caso de violaciones al código urbanístico del Condado.

“El miedo mío —dijo— es que, si no legalizamos esto de alguna manera, las personas lo van a seguir haciendo y entonces sí se va a complicar la situación porque van a estar haciendo construcciones que están afuera del código y lo van a tener que derrumbar”, subrayó.

Las viviendas que serían impactadas por la legislación son aquellas en las que el área del garaje haya sido utilizada para erigir una ‘vivienda accesoria’, las que cuentan con unidades separadas en el patio o adosadas a una casa, pero tienen entrada independiente, entre otras posibilidades.

Al menos 172.000 viviendas unifamiliares en todo el condado Miami-Dade son elegibles para construir unidades anexas, según cifras oficiales.

“Una oportunidad”

Regalado aseguró que una de sus mayores motivaciones como patrocinadora de la iniciativa legislativa es darle la oportunidad de tener en condiciones legales una alternativa de ingresos a los propietarios de esas unidades.

“Si seguimos sin lidiar con este problema, las personas van a seguir construyendo y van a seguir rentando sin ninguna regulación”, apuntó.

Desde su óptica, el proyecto “viene a ser un aliciente a la crisis de vivienda que afronta el condado” y un estímulo para “mejorar la economía” de muchos residentes.

“Muchas personas, en particular retiradas, personas mayores, nos llamaron y nos hablaron sobre esto porque lo quieren hacer y quieren quedarse en Miami-Dade pagando el seguro de las propiedades, los impuestos del Condado, los gastos de la electricidad, que ahora va a subir otra vez más, y los arreglos a sus propiedades con un nuevo ingreso”, comentó.

Añadió que se trata de personas que también están usando o piensan utilizar esos ingresos para pagar sus hipotecas, en medio de una situación “muy compleja” por el alto costo de la vida.

Según Regalado, otras personas se han comunicado con su oficina para mencionar la posibilidad de construir una unidad secundaria en donde puedan vivir sus hijos.

“Es una forma de tener a la familia unida y al mismo tiempo que los propietarios puedan recibir un dinero que les sirve para pagar los servicios públicos u otros gastos”, apuntilló.

A lo que agregó: “Tenemos que hacer algo para proteger a las personas de la tercera edad en particular, que hicieron mucho sacrificio para comprar sus casas y se quieren quedar aquí entre nosotros”.

Futuro de la propuesta

Regalado dijo que trabajó “por más de nueve meses” para presentar el proyecto de ordenanza, que ya fue aprobado en primera lectura y en próximas semanas será discutido en el comité de asuntos urbanísticos de la Comisión condal.

“La propuesta ha sido bien recibida por mis colegas”, dijo Regalado, quien aspira a que en noviembre pase en segunda lectura y en diciembre se convierta en ley del Condado.

La legisladora puntualizó que “los grupos de vivienda nos están apoyando” porque “los ‘efficiencies’ siempre han sido el primer paso para las personas cuando llegan aquí o cuando se mudan a este condado”.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar