MIAMI.- La estrategia de transporte para 2018 en Miami-Dade parece ir por dos autopistas complementarias: modernizar la infraestructura existente y sacar adelante las rutas del Smart Plan que no requieran la construcción de líneas de ferrocarril.

Así lo indicó en entrevista a DIARIO LAS AMERICAS la directora del Departamento de Transporte e Infraestructura, Alice Bravo.

“Lo que se puede hacer a corto plazo es maximizar la infraestructura que tenemos utilizando la tecnología, como las aplicaciones para pagar el servicio del tren, señales digitales en el metromover y los semáforos inteligentes”, indicó Bravo.

Para este año que arranca, este departamento espera conectar 300 de esos semáforos en vías estratégicas del Condado. El corredor de autobuses del sur, que va desde Florida City hasta la estación del metro en Dadeland South ya tiene esos equipos en funcionamiento.

Los estudios

En este momento están en desarrollo los seis estudios que conforma el Smart Plan. Tres de ellos los realiza el Departamento de Transporte de la Florida (FDOT) y los otros tres están a cargo del Condado Miami-Dade.

El proceso tiene varios componentes: la recolección de información, las propuestas alternativas y la interacción con los residentes de cada uno de esos corredores para conocer sus expectativas y qué modalidad de transporte preferiría.

De acuerdo con Bravo, el FDOT ha desarrollado varias propuestas para el corredor norte y el de Kendall. Para este último la gente ha dicho que no quiere un tren. “En el corredor del norte todavía favorecen un tren elevado, que es muy costoso. Hay que explicarles los fondos que están disponibles y que existen otras opciones”, precisó la directora de Transporte.

En el corredor sur están evaluando el transporte rápido de autobuses y la posibilidad de trenes. Allá los residentes quieren en realidad la solución más rápida.

Se había hablado en un momento dado de bajar el Metrorail a tierra y tender una línea férrea por toda la vía de autobuses del sur. “La FTA (Federal Transportation Agency) nos dijo que esa opción se demora mucho más porque se requieren estudios de ruido, vibración, el impacto ecológico”, aclaró Bravo.

Si la modalidad por esa ruta son vehículos con gomas o llantas, la solución será mucho más rápida porque no requiere estudios de ninguna clase.

Bravo indicó que para marzo o abril entregarán a la TPO (Miami-Dade Transportation Planning Organization) las opciones, los pro y contra de los corredores que en estos momentos van más adelantados, es decir, el del norte (la Avenida 27) y el del sur (Kendall).

El año pasado el Departamento de Transporte del Condado Miami-Dade obtuvo el decimoprimer lugar en un concurso organizado por la empresa Hyperloop, la cual está desarrollando una tecnología de transporte. Se trata de trenes que viajarían a través de un túnel sin rieles, se moverían por fricción.

“Estamos haciendo una evaluación de esa modalidad para el corredor este-oeste. Vamos a hablar con el estado para ver si podemos hacer un estudio juntos para el segmento completo de Miami a Orlando. Estamos estudiando las primeras 10 millas”, puntualizó Bravo

La financiación

Es el punto crítico para el futuro inmediato del Smart Plan. Según Bravo, el TPO está desarrollando el plan financiero para los corredores norte y sur, y es claro que no hay recursos financieros para un tren. Si esa fuera la modalidad escogida no habría nada construido para 2018.

Por lo tanto, la clave de la rapidez tanto en la financiación de los seis proyectos del Smart Plan como en su ejecución dependerá de la modalidad de transporte que se escoja.

Por ahora, en 2018 se pondrán en funcionamiento casi todos los vagones del Metrorail. El objetivo es recuperar las frecuencias con las que funcionaba ese servicio antes de que se deteriorara y empezara a incumplir los horarios.

Además, el condado está recibiendo los nuevos buses movidos por gas natural comprimido (CNG, por sus siglas en inglés). “Esos vehículos nos ayudarán a hacer el sistema más confiable, porque los problemas que tenemos es por operar equipos viejos”, acotó Bravo, quien insistió en que los semáforos inteligentes instalados han ahorrado de 10 a 15 minutos en el viaje de los automovilistas por la calle 36 del noroeste, donde se instalaron los primeros.

A finales de este mes ya estarán funcionando todos los días los que se conectaron en el corredor sur.

Por lo pronto, seguiremos a la espera de lo que en este primer semestre puedan decir los seis estudios de los correspondientes corredores del Smart Plan, mientras se busca sacar más carros de la calles y autopistas, y hacer que, cada vez más, los usuarios quieran utilizar el transporte público.

¿Crees que el medio centavo d...

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario