MIAMI.-La carrera por la gobernación de la Florida parece dar un nuevo giro, a juzgar por una encuesta que muestra cómo la precandidata demócrata y excongresista Gwen Graham pierde terreno frente a su más inmediato competidor, el exalcalde de Miami Beach y precandidato demócrata Philip Levine.

De acuerdo con una encuesta realizada por la empresa Mason-Dixon Polling & Strategy, Graham obtuvo 20 puntos y Levine 17, lo que supone apenas una diferencia de 3 puntos. En octubre de 2017, la excongresista le llevaba 25 puntos de diferencia al exedil de La Playa.

Por el lado republicano, la competencia también es reñida. Adam Putnam, comisionado de agricultura de la Florida, aventaja a su más inmediato competidor, el representante Ron DeSantis, por apenas 4 puntos: 27-23, respectivamente, de acuerdo con el sondeo de la misma empresa.

Esto significa, de entrada, que en el campo demócrata la inyección de dinero de Levine a su campaña ha rendido frutos, además de un intenso recorrido, en autobús, a lo largo y ancho del Estado, con plena conciencia de que su nombre no es tan conocido por fuera de los límite de Miami Beach.

DeSantis, en el terreno republicano, tuvo el empujón inicial del presidente Donald Trump, quien expresó su respaldo por este congresista republicano. Pero Putnam, al igual que Graham, son los dos candidatos que tienen también la ventaja en términos financieros.

Sin embargo, Levine anunció que cerró 2017 con $8 millones en recolección de fondos de campaña. El PAC de Graham tiene cerca de $2 millones, y su cuenta de campaña cerca de $2 millones de dólares.

El PAC de Putnam, por su parte, cuenta con cerca de $13 millones. Y su cuenta de campaña tiene alrededor de $2 millones.

Otro de los precandidatos demócratas que está en la pelea es el alcalde de Tallahassee, David Gillum, quien cuenta con un 10% de favorabilidad dentro del sondeo de Mason-Dixon.

Su candidatura, según los observadores, no había podido despegar ante la posibilidad de que el FBI lo estuviera investigando por corrupción.

Un documento legal –expedido el pasado 2 de febrero- parece aclarar la situación, en el que un agente de FBI pide a un juez que expida una orden de allanamiento para investigar los servidores de la empresa de cabildeo Governance, perteneciente a Scott Maddox, exalcalde de Tallahassee y comisionado del mismo municipio, y quien fuera relacionado con Gillum.

Dicho documento, en el que además se explica cómo se realizó una operación encubierta del FBI contra Maddox, no se menciona por ninguna parte el nombre del precandidato Gillum.

Pero sus recursos de campaña son mucho más bajos que los de sus competidores en el Partido Demócrata.

La encuesta de Mason-Dixon Polling & Strategy fue llevada a cabo entre el 29 de enero y el 1 de febrero, con un universo de 500 posibles votantes demócratas y 500 posibles votantes republicanos.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que se deben modificar las leyes para el porte de armas en EEUU?

Sí, deben ser más estrictas
Sí, debe prohibirse el acceso a armas a civiles
No, deben mantenerse tal como están
No, pero se debe aplicar con mayor rigurosidad
ver resultados

Las Más Leídas