MIAMI.- A principio de semana, saltó a las noticias que aproximadamente un 12% de los maestros y el personal de las escuelas públicas de Miami-Dade había estado ausente al retorno a clases, tras concluir el receso por las festividades de Navidad y Año Nuevo.

Según reportó del propio Alberto Carvalho, superintendente de escuelas públicas del condado, el lunes 2 de enero se ausentaron unos 2.110 educadores, mientras el martes eran 1.770 maestros quienes no asistieron a clases por causas relacionadas con el COVID-19.

Te puede interesar

Para conocer la situación de los educadores del distrito escolar, DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Karla Hernández, presidenta del sindicato de maestros del condado Miami-Dade, y los miembros de la Junta Escolar Mari Tere Rojas y Christi Fraga.

Ómicron

Según Hernández, el ausentismo no es algo exclusivo de nuestro condado, la variante ómicron ha impactado por igual en las distintas comunidades del país: “Esta semana se ha reportado más del 34% de positividad en Miami-Dade. Esta cepa está afectando a diferentes sectores. Lo vemos en los hospitales, que no tienen suficientes enfermeros ni doctores, en el sistema de transporte, donde carecen de choferes, y también nos afecta a nosotros en el sector de la educación. Ese mismo lunes, unos 60.000 estudiantes estuvieron ausentes”.

Además, “existe mucha preocupación por parte de los maestros. Sabemos que estamos limitados, ya que el gobernador [Ron DeSantis], el pasado noviembre, firmó una ley que prohíbe a los distritos escolares implementar medidas de seguridad, como el uso obligatorio de mascarillas. Lo que nos frustra es que vemos que las escuelas católicas [que son privadas] sí pueden obligar a usar mascarillas. Es lo correcto. Hay que seguir a la ciencia y las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para ser capaces de cuidar a maestros y estudiantes”, apuntó.

“La buena noticia es que los números (de ausencia) han ido bajando en la medida que avanzó la semana”, explicó la miembro de la Junta Escolar Rojas.

Medidas tomadas

Ante el panorama de ausencias, el Departamento de Recursos Humanos del Distrito Escolar de Miami-Dade (M-DCPS) comenzó a enviar maestros de reserva a las escuelas afectadas.

“Como hicimos al principio de la pandemia, estamos enviando a las escuelas con problemas al personal docente que trabaja en puestos administrativos, ya sea en las oficinas del Distrito, o de la Región. Aquellos que estén certificados para dar clases”, indicó Rojas.

“De esa forma, logramos que no se queden alumnos sin atención. Todos han recibido sus clases. Puede ser que algunos maestros hayan tenido que reunir dos aulas en un auditorio, pero los alumnos han recibido sus lecciones”, subrayó Fraga.

Por su parte, la presidenta del sindicato aclaró que “los alumnos enfermos tienen la opción de recibir clases virtuales”.

Escasez de maestros

Una de las grandes preocupaciones del Distrito escolar ha sido la escasez de educadores. Una realidad agudizada tras dos años de pandemia.

El punto de vista de la presidenta del sindicato es que el magisterio ya no es tan atractivo para los jóvenes. “A nivel nacional, la escasez de educadores alcanza un 30%. El magisterio ha dejado de ser una carrera lucrativa. No es una profesión que está en la preferencia de las personas. Mucho menos, si tenemos un gobernador que no ayuda a proteger a los maestros”, apuntó.

“La escasez se incrementará en Florida porque nadie quiere arriesgar su vida o pensar que están trabajando dentro de un sistema donde el gobierno estatal no los apoya”, insistió la líder sindical, tras afirmar que existen unas 200 plazas vacantes de magisterio en Miami-Dade.

Por otra parte, la doctora Rojas señaló que antes de la llegada de la pandemia, no había interés por la carrera docente.

“Sobre todo, si es comparado con otras profesiones. Hemos ido trabajando con los sindicatos y con la administración para intentar remediarlo. En 2018, pasó el referéndum 362 para subirle el salario a los educadores. En Tallahassee han estado buscando opciones para atraer más jóvenes a nuestra profesión”, apuntó.

Rojas también se refirió a la iniciativa seguida en varias escuelas del distrito escolar donde se intenta crear una cantera de futuros maestros. “Estamos estimulando que estudiantes de bachillerato, como preparación, impartan clases y cuando se gradúen, puedan seguir en la profesión.

Sobre la ley que el gobernador DeSantis firmó en junio de 2020, que aumentó el salario a los docentes, Hernández subrayó que los maestros veteranos consideran que no se les ha dado el aumento esperado.

“Ellos se sienten desanimados porque ven que quienes comienzan ahora han sido beneficiados, sin darle a los veteranos el lugar que se merecen”, afirmó.

“Los legisladores deben apoyar a los maestros y financiar con los fondos necesarios para poder tener una educación de alto calibre”, insistió la sindicalista.

Protocolo COVID

Sobre los protocolos implementados por la Junta Escolar, la presidenta del sindicato afirmó estar a favor del uso obligatorio de las mascarillas: “Especialmente en una etapa donde estamos viendo, con el índice de positividad tan alto. Es inaudito, es una locura pensar que tengamos las manos atadas, mientras que las escuelas privadas sí pueden cuidar a sus estudiantes”.

No obstante, afirmó: “Creo que, como Distrito Escolar, hemos aprendido a manejar esta pandemia de una forma fenomenal, comparado con otros lugares que han sufrido más problemas a la hora de desarrollar la docencia”.

La doctora Rojas explicó que los protocolos implementados son rigurosos, “establecen que los padres informen sobre el estado de la salud de sus hijos, antes de enviarlos a la escuela. Y, aunque la mascarilla es opcional, casi todos los alumnos la usan”.

“Hemos desarrollado un programa intensivo de desinfección, se han mejorado los filtros de aires, en la mayoría de los planteles los niños almuerzan al aire libre o en cafeterías guardando la distancia social. Hemos situado un enfermero o sanitario en cada escuela y se han creado las condiciones para aislar a cualquier estudiante que tenga los síntomas del COVID, hasta que sus padres lo recojan. Además, hemos puesto a disposición de los padres centros de vacunación para sus hijos. Considero que hemos tomado las medidas a nuestro alcance para prevenir que ómicron siga contagiando a maestros y alumnos”, concluyó.

El distrito de escuelas públicas de Miami-Dade es el cuarto más grande de la nación. Estudian alrededor de 334.000 alumnos, atendidos por más de 41.000 educadores. El pasado curso escolar, la tasa de graduación alcanzó 90.1%, lo que significó un aumento del 0.5% con respecto al curso anterior. Es la tasa de graduación más alta registrada por M-DCPS en dos décadas.

cmenendez@diariolasamericas.com

@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.91%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.81%
65869 votos

Las Más Leídas