Embed

A diferencia de otras manifestaciones, la de este lunes en la Universidad Internacional de la Florida, en el Ocean Bank Convention Center, fue de un derroche de optimismo frente a la situación de Venezuela.

La jornada la abrió el senador republicano y ex gobernador de la Florida, Rick Scott. Lo recibieron con una gran salva de aplausos, y fue el único de los oradores de la tarde que arremetió de manera directa contra los "demócratas progresistas", a quienes calificó de "retrógrados". Incluso pidió que aquellos que se llamen socialistas dentro de esa colectividad le pidan perdón al exilio venezolano.

Te puede interesar

"El titiritero de Maduro se encuentra en La Habana", afirmó y a renglón seguido propuso demandar al régimen cubano por el robo de propiedades al tenor del título 3 de la Ley Libertad. De nuevo arrancó aplausos cuando afirmó que "la influencia de los Castro terminó en América Latina y el tiempo del régimen de Maduro ha culminado".

Esta velada política no se limitó a Venezuela. Estuvieron incluidos Cuba y Nicaragua e incluso los países del Este, del llamado "campo socialista", de los cuales habló la Primera Dama, Melania Trump, quien le recordó a la audiencia que ella también experimentó la "opresión del comunismo" cuando vivió en Eslovenia, en la antigua Yugoslavia.

Marco Rubio en FIU
El senador republicano de Florida Marco Rubio habla antes del presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, ante la comunidad venezolana que resdide en Florida.
El senador republicano de Florida Marco Rubio habla antes del presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, ante la comunidad venezolana que resdide en Florida.

Los aplausos y vítores, con la concurrencia de pie, fueron para el senador republicano Marco Rubio, quien sin duda goza de gran prestigio dentro de la comunidad venezolana.

Fue el que menos se refirió al socialismo, pero sí el más contundente a la hora de advertir lo que podría pasar el 23 de febrero si hay algún acto de agresión contra los voluntarios de Colombia y los venezolanos que quisieran recibir la ayuda humanitaria.

"Desde ese día cientos de venezolanos tratarán de distribuir alimentos y medicinas a quienes los necesiten. Ellos [los funcionarios del gobierno de Maduro] van a poner agitadores, habrá colectivos, y si estalla la violencia sabremos quién es el responsable, el mundo está vigilando", recalcó Rubio.

Ron DeSantis, gobernador de la Florida, también intervino. "En la brutalidad de la dictadura de Maduro está incrustado el régimen cubano", señaló.

Pero quien puso una nota alta fue el asesor de seguridad de Trump, el embajador John Bolton, al referirse a Maduro como al "expresidente" de Venezuela. Este diplomático de carrera, acuñó el término "triángulo de la tiranía" para referirse a Venezuela, Nicaragua y Cuba. Cuando sirvió como embajador de Estados Unidos en la ONU, durante el gobierno de George W.Bush, habló del eje del mal de ese entonces: Irán, Irak y Corea del Norte.

El mensaje de Trump

El presidente Trump, en medio de gran algarabía de los asistentes, recordó que treinta minutos después del nombramiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, la Casa Blanca lo reconoció. "Poco tiempo después 50 países hicieron lo mismo".

Una porción importante del discurso del mandatario estadounidense se centró en las miserias del socialismo. Habló de las expropiaciones, del robo de elecciones, del sistema totalitario que impone su clase gobernante. "El socialismo no respeta la ley, subyuga a las sociedades". Y cerró con la misma frase del discurso del Estado de la Unión: "Estados Unidos nunca será socialista", en referencia a un ala del Partido Demócrata que se define con ese rotulo político.

Les lanzó un mensaje directo a los oficiales que apoyan el gobierno de Maduro: "Los ojos del mundo entero están sobre ustedes. No deben seguir las ordenes de Maduro ni atacar la protesta pacífica. Buscamos una transición pacífica, pero todas las opciones están abiertas".

Pidió "al régimen de Venezuela que acabe con la pesadilla de hambre e injusticia y deje que su pueblo sea libre".

Indicó que si Cuba, Nicaragua y Venezuela cambian sus gobiernos, "este hemisferio será el primero en ser totalmente libre en la historia de la humanidad".

Alejandro Rebolledo, abogado criminalista, destacó el hecho de que Trump hubiera escogido el Día de los Presidentes para dirigirse a los venezolanos tanto del exilio en Miami, como a los que viven en su país. "Fue un mensaje contundente", recalcó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas