Embed

MIAMI.- Personalidades de la vida empresarial, del ámbito político y amigos cercanos brindaron un cálido homenaje a la congresista Ileana Ros-Lehtinen, en el marco de una ceremonia realizada este viernes en el hotel Biltmore, en la ciudad de Coral Gables.

El acto, organizado por South Florida Hispanic Chamber of Commerce o Cámara de Comercio Hispana del Sur de la Florida reunió a decenas de personas que aprovecharon la ocasión para ofrecerle una “despedida” a la legisladora cubanoamericana que llegó al Congreso federal en 1989.

Durante el evento, la asociación de comerciantes entregó a Ros-Lehtinen el Golden Eagle o Águila de Oro, que es el máximo galardón que otorga esa entidad a personalidades con una gran influencia en la comunidad.

El premio ha sido entregado otros años a Eduardo Padrón, Juan del Busto, José Basulto, Osvaldo Soto y George Herrera, entre otros.

Al respecto, la presidenta de la Cámara de Comercio Hispana del Sur de la Florida, Liliam López, destacó las calidades de Ros-Lehtinen y los proyectos que ha impulsado como congresista en Washington, por casi tres décadas.

Ros-Lehtinen fue elegida al Congreso para ocupar el asiento del “muy venerado demócrata liberal” Claude Pepper, y reelegida 14 veces, frenando las aspiraciones de al menos una docena de contendientes, que ahora tienen la oportunidad de representar el distrito 27 que abarca una amplia zona de Miami, Miami Beach, Key Biscayne, Kendall, Palmetto Bay y Cutler Bay.

“Es un gran honor”

A su turno, la congresista dijo que su salida del Congreso federal no significa que vaya a ausentarse de la vida pública del sur de la Florida y Estados Unidos.

“Yo seguiré haciendo mi trabajo como siempre lo he hecho, trabajando por nuestra comunidad, y creo que me iré a dictar clases en alguna universidad o colegio, como maestra, que es algo que nunca he olvidado”, afirmó.

Agregó que “todavía tengo mucha energía, mucha salud. Yo haré cualquier actividad de ayuda por la causa de la libertad y los derechos humanos. Son muchas las posibilidades, pero eso lo pensaré después”.

En relación a quién debe reemplazarla en la silla del distrito 27 del Congreso, señaló: “Hay muy buenos candidatos, todos son admirables por sus propuestas, pero ojalá gane un republicano”.

Dijo, además, que una de sus tareas pendientes es sacar adelante el Nica Act, una medida que obliga al Gobierno de Daniel Ortega, en Nicaragua, a realizar elecciones libres, justas y transparentes, respetar los derechos humanos y restablecer la institucionalidad en el país, entre otras disposiciones.

“Pero también me preocupa Cuba y Venezuela, que tiene una situación que cada día se pone peor, y para ello nos falta más respaldo internacional para que Maduro salga del poder”, puntualizó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario