MIAMI.- Un grupo de urbanizadores y protectores de valores arquitectónicos plantea la necesidad de realizar un plan mancomunado, que revitalice la popular barriada de La Pequeña Habana, en Miami, con la ayuda de las autoridades locales.

El llamado plan maestro Little Havana me importa, que es respaldado por la Junta Nacional de Preservación Histórica, procura salvaguardar los valores estructurales de la zona y facilitar la movilidad y convivencia de las más de 76.500 personas que viven en ella y los miles de visitantes que recibe a diario.

Te puede interesar

El proyecto, que recoge los estudios realizados durante dos años y las opiniones de más de 2.700 vecinos del área, fue realizado por la firma diseñadora y arquitectónica Plusurbia Design, que cuenta con el respaldo del alcalde de Miami, Francis Suárez, y la comisionada de Miami-Dade Eileen Higgins.

“Nunca antes vi un plan tan detallado, integral, como éste, que busque preservar y desarrollar una barriada de Miami”, comentó a DIARIO LAS AMÉRICAS el alcalde Suárez.

“Ahora, desde la Comisión de Miami, trataremos de llevar a cargo una serie de propuestas que sirvan para facilitar el cumplimiento de este plan”, señaló el edil municipal.

Entre las propuestas del plan maestro resalta la ampliación de las zonas verdes y peatonales, que ayudarían a mejorar la calidad de vida de La Pequeña Habana.

A esto, añaden la planificación de edificaciones para viviendas multifamiliares de dos a cinco niveles de altura, así como locales comerciales que facilitarían la expansión económica y la creación de empleos.

Por ejemplo, continuar la construcción de la zona verde a lo largo del río Miami, mejorar las condiciones de acceso y construir más vías peatonales que inviten a visitar el área antes mencionada, fomentar el uso recreacional de la corriente de agua y eliminar cercas de metal que permanecen debajo del cruce de la autopista I-836.

Asimismo, el llamado plan maestro pide reutilizar una zona adyacente al río, ubicada en NW S. River Drive y la calle 1 del NW, como parque público con vista al río, así como mejorar el diseño del Parque José Martí respecto al uso del río, incorporando un muro que proteja el área de inundaciones y un embarcadero para proveer paseos en bote.

“La Pequeña Habana no es una barriada más, tiene personalidad propia y una historia sin igual, que trasciende con aire propio”, subrayó Juan Mullerat, director de PlusUrbia Design.

Además, el plan menciona la necesidad de mejorar el alumbrado público, sobre todo en zonas comerciales, ampliar el área peatonal, promover el transporte público y educar a la población sobre los valores históricos y culturales del área.

“La Pequeña Habana es el corazón y el alma de Miami, y también símbolo histórico de la vida de inmigrantes y uno de los lugares más esenciales de los Estados Unidos”, señaló el director superior de área de Junta Nacional de Preservación Histórica Robert Nieweg, quien adelantó que el prestigioso cuerpo de conservación realizará su próximo congreso en Miami, en octubre de 2020.

“Será una magnífica oportunidad para que más mil arquitectos, diseñadores e historiadores vengan a Miami y conozcan la ciudad y aporten sus ideas”, indicó Nieweg.

Embed

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas