MIAMI.- Cuando la población del sur de la Florida vivía sus momentos más difíciles en medio de una cuarentena que se mostraba interminable y los medios de comunicación y las redes sociales estaban colmados de noticias negativas que hablaban de sufrimiento y de personas padeciendo, Celine Churchman, una estudiante de segundo año en G Holmes Braddock Senior High School de Miami, decidió iniciar un proyecto comunitario con el que se propuso ayudar a 100.000 familias antes de terminar la escuela secundaria. Así nació el proyecto llamado 7 Helping Hands; así inició una campaña de recolección de alimentos y otros insumos para aliviar el pesar de algunas familias afectadas por la cuarentena.

“En ese momento veía en los canales de televisión donde todo era problema. Que muchas personas habían perdido sus empleos y que no tenían cómo pagar ni siquiera la comida para sus hijos. Que muchos habían perdido todo lo que tenían y que requerían de ayuda para seguir adelante. Allí decidí iniciar mi proyecto, y fue cuando comencé a buscar a personas que lo hicieran posible”, asegura Celina Churchman.

Te puede interesar

Comenta que en poco tiempo su búsqueda dio resultados. Consiguió el apoyo del comisionado Marco Villanueva de la ciudad de Sweetwater, así como la empresa Independet Living Systems que le ofreció cajas de alimentos, para que semana a semana las entregara a familias necesitadas. Así comenzó a contactar a fundaciones que a su vez ayudan a otras personas. Organizó entregas y aquellas familias que no podían buscar las cajas personalmente, ella iba y se las entregaba con el apoyo de otros voluntarios.

Su labor se comenzó a conocer y en poco tiempo la Fundación de Los Marlins la llamó para que fuese voluntaria en los eventos de donaciones que hicieron durante la pandemia. “Allí no llevaba los insumos sino arreglaba lo que se entregaba. Y por mi proyecto ellos me nombraron “Héroe de la comunidad”, lo que ha sido un honor para mí”, asegura esta joven de 16 años.

Embed

Mientras seguía trabajando en la búsqueda de alimentos y difundiendo su mensaje para llegar a familias necesitadas, comenzó a subir en las redes sociales las historias de lo que hacía y de lo que se trataba su trabajo, y a través de estas publicaciones consiguió que otras personas quisieran sumarse a su gestión.

“Hago mis convocatorias para las donaciones a través de mis redes. Busco un sitio dónde recibir las donaciones para luego entregarlas a las familias que lo requieran. Así hemos entregado, además de las comidas, útiles escolares a familias de escasos recursos, y obsequios que se han ofrecido a niños y jóvenes con discapacidad, en las fiestas de Halloween y Navidad”.

Afirma que otros estudiantes de High School de distintas instituciones se han sumado a su labor y le han entregado importantes aportes tanto en alimentos como en tarjetas de regalo de distintos supermercados para que las familias puedan hacer sus compras directamente.

Hasta la fecha Celine contabiliza que ha ayudado a 30.456 familias del condado de Miami-Dade, y con una sonrisa asegura que su vida ha cambiado. “Hace tiempo quería ser bailarina y cuando me di cuenta de que eso no lo iba a poder lograr, me volví una persona con pensamientos negativos y no me sentía bien. Con este trabajo todo ha cambiado, quiero estudiar leyes y continuar ayudando. Quisiera que muchos jóvenes de mi edad se pongan los pies por delante y vean que hay mucho para ayudar. Que hay mucha gente que necesita y que nosotros podemos hacer grandes cosas”.

Proyecto de impacto

Celine nació en el seno de una familia donde la caridad ha sido parte de su educación. Su padre, un exagente de policía, le enseñó que siempre es bueno compartir con otras personas, mientras su madre la llevaba a lugares donde ofrecían donaciones a personas sin hogar. “Mi padre era dueño de un equipo de beisbol de niños, y siempre apoyaba comprándoles los uniformes a los jugadores que no tenían cómo hacerlo. Junto a mi madre íbamos regularmente a los lugares donde se entregaba la comida a las personas sin hogar, he crecido con ese aprendizaje”, asegura.

La vida de Celine ha cambiado. Semana a semana organiza las ayudas, busca fundaciones para hacer sus donaciones o instituciones que ayuden a necesitados. En este 2021 lo inicia cargada de planes, porque al pasar las fiestas de fin de año debe buscar distintas maneras de motivar a la gente a seguir ofreciendo aportes.

“Si en junio del 2020 alguien me hubiese dicho todo lo que iba a pasar, yo no me lo hubiese creído. Esto ha cambiado mi manera de ver la vida. He decidió que este proyecto se convierta en una organización non profit y que pueda mantenerse en el tiempo, aún después de que termine mi high school”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.41%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.3%
22711 votos

Las Más Leídas