MIAMI.- Tras varios intentos fallidos, el Congreso de la Florida volverá a discutir la propuesta de ley que podría autorizar el porte visible de armas, en medio del polémico debate que busca precisamente restringir los fusiles de asalto y ampliar la verificación de antecedentes.

Según el congresista estatal republicano Anthony Sabatini, que representa una zona rural situada al noroeste de Orlando, la propuesta que llama “porte constitucional” ya está establecida en 16 estados y permitiría a propietarios legales de pistolas llevarlas a cuestas, preferiblemente guardadas en un estuche situado en la cintura, como los cowboys del Viejo Oeste, con pocas restricciones por determinar.

Te puede interesar

“Debemos ser capaces de disfrutar el derecho [de la Segunda Enmienda] si costo adicional”, declaró el representantes estatal. “No creo que alguien que quiera defenderse a sí mismo tenga que pedir permiso al Gobierno”, estimó.

No obstante, tanto demócratas como activistas que abogan por el control de armas opinan que “liberar restricciones agudizaría aún más el problema” y que se hace necesario “una verificación mayor de antecedentes y menos armas en las calles”.

La propuesta, que tiene por número HB 273 y podría ser analizada por el subcomité correspondiente en enero, es aún más amplia que las proposiciones fallidas anteriores, cuando plantea autorizar el porte en centros universitarios y vía pública.

Sabatini reconoce que no será fácil convencer a sus colegas para llevar la propuesta al pleno del Congreso y que incluso podría desvanecerse antes de sobrepasar los primeros obstáculos.

En los últimos tres años, a partir de las masacres en la discoteca Pulse, en Orlando, y el instituto Marjory Stoneman Douglas, en Broward, la opinión pública en contra de las armas ha crecido, incluyendo miembros del Congreso estatal.

Sabatini cree que el porte visible de pistolas no incidirá en la violencia porque “se trata de personas que tienen permisos para portar armas”.

Según una encuesta reciente, realizada por Florida Atlantic University, siete de cada 10 floridanos favorecen leyes más estrictas sobre el control de armas.

Por otra parte, un sondeo publicado por Quinnipiac University, hace apenas dos semanas, denota que el 65% de los votantes floridanos apuestan por más restricciones y un sorprendente 96% sugieren verificar los antecedentes penales a todos los que deseen comprar un arma.

Según las estadísticas publicadas por la organización internacional Gun Policy, cerca de 1,3 millones de personas en la Florida poseen algún tipo de arma de fuego con o sin permiso, lo que equivale al 6,5% de la población, que hoy estimada en 21 millones de residentes, según la última actualización del censo, 2017.

De hecho, en la Florida hay más de 2.390 locales habilitados para la venta de armas de fuego, así como ferias esporádicas que ofrecen estos a quienes porten un permiso regular de tenencia, que en la mayoría de los casos es sólo negado a quienes posean un serio antecedente penal.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas