MIAMI.- Este martes la nueva comisionada del distrito 5 Eileen Higgins tomó posesión de su silla en la junta de comisionados de Miami-Dade. Y como bien lo destacó la comisionada Barbara Jordan, es la primera vez en la historia de este cuerpo legislativo que hay seis mujeres.

En una elección especial, Higgins derrotó a Zoraida Barreiro, esposa de Bruno Barreiro, quien renunció a su silla del distrito 5 para aspirar al congreso federal, a nombre del Partido Republicano, por el distrito 27.

Algo que también puede alterar el ambiente político del Condado Miami-Dade es el hecho de que la composición política de la comisión, en este momento, es de mayoría demócrata.

Si bien es cierto que, por la constitución del Condado, el cargo de comisionado no es partidista, las últimas campañas han tenido un acento de demócratas contra republicanos, sobre todo la de Levine Cava, para el distrito 8, y la de Higgins.

Hay varios temas decisivos que están en manos de la comisión, y son de gran interés para el alcalde Giménez.

Uno de ellos es la polémica extensión de la autopista 836 o la Dolphin Expressway. En la reunión de la comisión para discutir esa propuesta, sólo dos comisionados –Daniella Levine Cava y Xavier Suárez- estuvieron en contra.

Eso significa que en un tema tan importante, los otros demócratas de la comisión se alinearon con un proyecto que apoya de manera entusiasta el alcalde.

Sin embargo, en este caso la última votación se dará en septiembre y se verá qué tanto esa supuesta mayoría (7 demócratas, 5 republicanos y un independiente) cambiará el rumbo de ese proyecto.

Asimismo hay otro tema fundamental que también se verá si funciona el ser demócrata o republicano, o pesan más las presiones de los residentes de los distritos y de los cabilderos: el del llamado “mega mall”, que aún no ha obtenido el voto definitivo de la comisión.

Otro tema es el del salario mínimo diferencial (mínimum living wage) – el que obtienen los empleados del condado Miami-Dade – que se hiciera extensivo a los contratistas del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) o de otras entidades o empresas que funcionan en propiedades del gobierno condal.

Ya una decisión de la comisión rechazó que el salario mínimo diferencial se extendiera precisamente a negocios que funcionan en predios de propiedad del condado.

Pero los sindicatos, sobre todo el del MIA, buscan que la comisión apoye sus reclamos, como el del salario mínimo diferencial.

Otro tema decisivo es el del Smart Plan, y las seis rutas. Como se ha dicho, hay una división en la comisión sobre el tipo de tecnología que se usará en las diferentes rutas, si se buscan más trenes o más autobuses.

Uno de los argumentos de quienes se oponen a la 836 es que se le debe dar prioridad al transporte público sobre la apertura de más vías que, con el paso del tiempo, terminarán congestionadas.

Está también en proceso de aprobación la alianza que hay entre el Condado y la FPL (Florida Power & Light) para construir una planta de tratamiento de aguas residuales en la planta nuclear de Turkey Point.

La manera cómo vote la comisión esos temas clave definirá si de verdad importa, a la hora de las decisiones, la filiación política de los comisionados. O lo que se pone en juego, por el contrario, son los intereses políticos de cada uno de ellos de cara al electorado de sus respectivos distritos o de las presiones que pueda haber de grupos específicos o de los cabilderos.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas