dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- El alcalde de Sweetwater, Orlando López, y la comisionada de esa localidad Idania Llanios, que pocas veces han estado de acuerdo frente a otros temas de interés para esa ciudad del condado Miami-Dade, coinciden esta vez en que el municipio se encuentra “amarrado” al contrato firmado con la compañía American Traffic Solutions (ATS), propietaria y encargada de la operación de las controvertidas “camaritas de luz roja” por lo menos hasta el año 2021.

DIARIO LAS AMÉRICAS habló con López y Llanios. La única diferencia entre los dos funcionarios electos radica en que mientras la legisladora local cree que para disolver el compromiso contractual se requieren alrededor de un millón de dólares, el edil estima que harían falta unos tres millones. Pero ambos coinciden en que ninguna de las dos cantidades existe en las arcas municipales.

“No hay dinero”

El alcalde López tiene claro que la comunidad no quiere las seis cámaras que se encuentran en diferentes intersecciones de la pequeña ciudad floridana. Sin embargo, según el edil, “el contrato que se suscribió hace siete años se renovó automáticamente en 2016 y solo hasta el 2021 se podría disolver en su totalidad”.

Para López, la opción de “negociar” con ATS la cancelación previa del contrato sigue abierta, pero dejó en claro que si es un millón o tres millones de dólares el municipio no tiene la solvencia económica para disolver el contrato y, de paso, complacer a su comunidad con el desmonte de las llamadas “camaritas de luz roja”.

alcalde orlando lopez
El alcalde de Sweetwater, Orlando López.
El alcalde de Sweetwater, Orlando López.

“Lo que pasó es que el contrato tiene una cláusula para su renovación automática si la Ciudad no lo cancela con anticipación, entonces cuando quisimos hacer el trámite para disolverlo, fue demasiado tarde y se renovó por otros cinco años”, explicó López.

Agregó que desde hace varios meses se han realizado diversas reuniones con representantes de ATS, en busca de un “solución” a la continuidad del contrato. “Ellos están dispuestos a disolverlo, y nosotros lo hemos pedido, pero habría que pagar los costos en que ellos incurrieron al instalar las cámaras en nuestra ciudad”, subrayó.

De acuerdo con el edil, “por primera vez en mucho tiempo” la Ciudad tenía el año pasado 1,5 millones de dólares en reserva que pudieron destinarse al proceso de negociación con ATS. “El problema –aseguró– es que fuimos impactados por el huracán Irma, y por los daños tuvimos gastos que cuantificamos en unos 900.000 dólares”.

Cifras de la alcaldía de Sweetwater indican que en el año 2015 ingresaron a las cuentas municipales un promedio de 800.000 dólares por concepto de infracciones impartidas por las “camaritas”.

La Ciudad nunca implementó las cámaras como una fuente para ganar dinero, porque no genera tanto como la gente lo puede creer, sino para crear una cultura que ha dado buenos resultados. La gente ya casi no se ‘lleva’ la luz roja en nuestra ciudad”, afirmó.

López señaló que en “dos o tres semanas” volverá a reunirse con representantes de la firma ATS, con el propósito de conocer los “números actuales” y llegar a un posible “acuerdo” para rescindir el contrato.

“Hay que tener paciencia”

La comisionada Idania Llanios apeló a la paciencia de la comunidad y dijo que aunque ella misma no quiere las “camaritas” en esa ciudad, hay que esperar “con paciencia” hasta 120 días antes de junio de 2021 cuando vence el contrato con ATS para iniciar el proceso de disolución de ese compromiso.

“No podemos hacer nada ahora; ojalá se pudiera, pero no se puede porque el dinero que se tiene que pagar por la cancelación [del contrato] no lo tiene la Ciudad”, aseveró.

comisionada idania llanios
La comisionada de Sweetwater Idania Llanios
La comisionada de Sweetwater Idania Llanios

En relación a la cámara instalada en el Dolphin Mall, que el año pasado creó malestar entre empleados de ese centro comercial que se quejaron por infracciones recibidas al girar a la derecha, Llanios dijo que el dispositivo “no ha sido removido ni al menos por el momento se piensa relocalizar en otro lugar”.

Explicó que entre el jefe de la Policía de Sweetwater, Plácido Díaz, y voceros de los empleados hubo una especie de “acuerdo” para declarar "nulas" o "no tener en cuenta" algunas de las infracciones “hasta que se acostumbraran a detener la marcha antes de la línea blanca”.

“Lo que hay es que instruir más a la comunidad, que haya otros letreros en esa zona, que sean más visibles. Sí, hay letreros, pero hay que poner algo que llame más la atención hasta que lleguemos al 2021, porque no hay otro remedio”, recalcó.

Recordó que en la Ciudad de Miami el contrato con ATS logró disolverse en marzo pasado gracias a una cláusula en el mismo que permitía esa posibilidad. “Ese contrato se firmó antes de que yo fuera comisionada, y en ese momento no se tuvo en cuenta ese aspecto”.

Dijo, además, que una multa por 158 dólares (valor de la infracción) es un “dolor de cabeza” especialmente para personas mayores u otras que son de bajos ingresos económicos. “Eso es algo que a cualquier persona le arruina el mes completo”.

Llanios reconoció que, tal como también lo dijo el alcalde López, la implementación del sistema de cámaras “ha permitido bajar las estadísticas de accidentes vehiculares en nuestra ciudad”.

Y agregó: “Hay una realidad, las cámaras no son nada populares, pero ahora todo el mundo tiene más precaución”.

La actual vicepresidenta de la comisión, quien está pensado “seriamente en aspirar a ser alcaldesa” de esa localidad, finalmente manifestó que “no me gusta decir que vamos a quitar ya las ‘camaritas’ por ganarnos un voto, porque eso no es cierto. Yo nunca, desde que soy comisionada, prometo nada que yo no pueda cumplir”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas