GAINESVILLE — Las mordeduras de tiburón a personas aumentaron en todo el mundo durante 2021 después de tres años consecutivos de declives, aunque el cierre de playas durante 2020 a causa de la pandemia de COVID-19 podría hacer que las cifras parezcan más impresionantes de lo que son, dijeron funcionarios el lunes.

Los investigadores del Archivo Internacional de Ataques de Tiburón (ISAF, por sus siglas en inglés) registraron 73 incidentes no provocados el año pasado, en comparación con 52 en el 2020, según su nuevo informe anual.

Te puede interesar

El estudio está gestionado por el Museo de Historia Natural de Florida y la Sociedad Americana de Elasmobranquios.

El gerente del Archivo Internacional de Ataques de Tiburón, Tyler Bowling, señaló que las 52 mordeduras registradas en 2020 fueron la cifra más baja documentada en más de una década.

Las 73 mordeduras en 2021 se ajustan más al promedio mundial de cinco años, que es de 72.

“Las mordeduras de tiburón disminuyeron de manera drástica en 2020 debido a la pandemia”, dijo Bowling en un comunicado. ”El año pasado fue mucho más típico, con un número promedio de mordeduras y víctimas mortales de tiburones blancos, tiburones toro y tiburones tigre”.

En 2021, los investigadores observaron un total de 11 muertes relacionadas con mordeduras de tiburón, de las cuales nueve se consideraron no provocadas.

El país que registró más muertes no provocadas fue Australia, con tres, seguido de Nueva Caledonia, con dos. Estados Unidos, Brasil, Nueva Zelanda y Sudáfrica tuvieron cada uno una sola mordedura letal de tiburón no provocada.

Los ataques no provocados se producen cuando la persona no ejerce ninguna acción sobre los tiburones. Los ataques provocados se definen como aquellos en los que los humanos inician el contacto, como los buceadores que intentan tocar a un tiburón o los pescadores que sacan a un tiburón de una red de pesca, según el ISAF.

Ataques en Florida

Durante décadas, Florida ha encabezado el número de mordeduras de tiburón no provocadas en Estados Unidos y el resto del mundo, y esta tendencia continuó en 2021, según los investigadores.

En Florida se registraron 28 mordeduras no provocadas el año pasado, frente a las 19 del resto de Estados Unidos y las 26 totales fuera del país, lo que coincide con el promedio anual más reciente de cinco años de Florida, de 25 ataques. De los 28 casos de mordeduras no provocadas en Florida, 17 se produjeron en el condado de Volusia, que incluye Daytona Beach.

El único ataque mortal de un tiburón no provocado en Estados Unidos durante 2021 sucedió en California. Un hombre murió mientras practicaba boogie boarding en Morro Bay la víspera de Navidad.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.91%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.43%
13369 votos

Las Más Leídas