China anunció este miércoles la imposición de estrictas medidas de restricción para la ciudad de Jilin, en el noreste del país, debido al temor a una segunda ola de contagios tras registrar una veintena de casos nuevos de coronavirus.

Los centros educativos han sido nuevamente cerrados y el Gobierno ha decidido suspender los servicios de transporte y prohibir todo tipo de reuniones, aglomeraciones y desplazamientos, según informaciones del diario local 'South China Morning Post'.

Te puede interesar

La decisión ha sido tomada después de que se sumaran otros seis casos nuevos en las últimas 24 horas, lo que convierte en 21 el número total de contagios comunitarios en una semana.

"El brote actual es muy grave y complejo y posee un gran riesgo de expandirse", advirtió la vicealcaldesa de la ciudad, Gai Dongping, que ha indicado que para "prevenir una nueva ola de la epidemia se ha decidido implementar medidas de control en la zona urbana de Jilin".

Esto incluye, además, el cierre de todos los complejos residenciales y de las zonas rurales, tal y como ha señalado el Ayuntamiento en un comunicado. Para poder abandonar Jilin es necesario ahora dar negativo en una prueba de COVID-19 que haya sido realizada hasta 48 horas antes de la salida.

La pandemia de coronavirus ha dejado en China, donde se originó, 4.637 fallecidos y 84.021 casos confirmados, según la cifras del régimen comunista.

FUENTE: Europa Press

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas