PEKÍN.- China dijo hoy estar preparada para imponer nuevos aranceles a productos de Estados Unidos por un montante equivalente a 60.000 millones de dólares, después de que la Casa Blanca amenazase a Pekín con aumentar del 10 al 25 % las tarifas aduaneras para importaciones del país asiático por valor de 200.000 millones de dólares.

Las autoridades chinas se mostraron hoy dispuestas a imponer aranceles a 5.207 productos estadounidenses por un valor de unos 60.000 millones de dólares, según un comunicado del ministerio de Finanzas del país asiático.

A esos productos se les añadirán aranceles del 25%, 20%, 10% y 5%, indicó la misma fuente.

"Si Estados Unidos está dispuesto a seguir su propio camino y aplicar sus medidas de aumento de tarifas, China implementará las medidas de aumento tarifario antes mencionadas", subraya el comunicado.

El ministerio de Finanzas chino explicó que la imposición de esas tarifas se basa en la "la defensa de los derechos e intereses legítimos" del país asiático, a través de medidas que buscan frenar los enfrentamientos comerciales, pero también "minimizar" su impacto sobre la producción nacional y en las necesidades del país.

"Tras la implementación de las medidas anteriores, los departamentos pertinentes evaluarán la efectividad de las medidas con la comunidad y se esforzarán por minimizar su impacto en la producción y vida doméstica de China", agrega el comunicado.

Pekín asimismo subraya su compromiso con las reformas y su apoyo a la globalización de la economía, además de con "los principios de libre comercio y el sistema multilateral de comercio, y el progreso de todos los países del mundo para buscar el desarrollo común y la prosperidad compartida".

Este jueves el Gobierno chino pidió al de Estados Unidos que "vuelva a la sensatez" y abandone una táctica de "chantajes" que según Pekín daña a ambas partes, en respuesta a la nueva propuesta de Washington de aplicar nuevos aranceles a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares.

"Aconsejamos a EEUU que evite el chantaje porque no funcionará contra China", dijo el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang, a la vez que expresó su esperanza en que Washington "vuelva a la sensatez, porque lo que intenta hacer sólo le llevará a la derrota".

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha pedido al responsable de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, que suba los aranceles contra las exportaciones chinas desde el propuesto 10 hasta el 25 %, para bienes que sumen un valor de unos 200.000 millones de dólares, según fuentes cercanas al Gobierno estadounidense.

Ante esos posibles nuevos gravámenes, el portavoz chino subrayó este jueves que por parte de Pekín "la puerta al diálogo sigue abierta, pero las conversaciones se deben basar en credibilidad, confianza y respeto mutuos e igualdad", por lo que "la presión unilateral sólo es contraproducente".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario