Embed

REDACCIÓN. - El mundo fue sorprendido el pasado 7 de abril cuando al menos 42 personas, la mayoría mujeres y niños, murieron por asfixia en un ataque químico perpetrado contra la ciudad de Duma, el último bastión rebelde a las afueras de Damasco, en Siria.

La primera información fue suministrada por la ONG Cascos Blancos, dedicada al rescate de víctimas en zonas bajo el control de la oposición. Este grupo conmovió al mundo al mostrar fotos de cadáveres, muchos de ellos de niños.

Según los Cascos Blancos, a las 20.22 hora local (17.22 GMT) "un helicóptero arrojó un barril bomba que contenía un agente químico sobre Duma".

La agencia oficial siria, SANA, negó por su parte, cualquier responsabilidad de las fuerzas sirias y ha asegurado que "las denuncias del uso de sustancias químicas en Duma son un intento claro de impedir el progreso del Ejército", que ayer comenzó una ofensiva contra los rebeldes en esta zona.

Embed

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas