lunes 10  de  junio 2024
Justicia

Corte británica permite la extradición de Assange a EEUU

EEUU afirma que Assange no es periodista sino pirata informático y que la divulgación de documentos sin ningún filtro puso en peligro la vida de sus informantes

El gobierno de EEUU podrá volver a intentar extraditar a Julian Assange, encarcelado en Londres desde su detención en 2019 en la embajada de Ecuador, para juzgarlo por espionaje después de que el viernes una corte de apelaciones inglesa anulara la decisión previa de no entregarlo.

Washington quiere juzgar al fundador de la web de filtraciones WikiLeaks por la publicación a partir de 2010 de unos 700.000 documentos diplomáticos y militares secretos, relacionados principalmente con las guerras dirigidas por EEUU en Afganistán e Irak.

En primera instancia, la jueza Vanessa Baraitser bloqueó la extradición en enero, al considerar que Assange, cuya salud mental parece frágil, corría el riesgo de cometer suicidio si era entregado al sistema judicial de EEUU.

Pero los abogados de Washington apelaron la decisión y en octubre argumentaron que Baraitser no había dado suficiente importancia a otros testimonios de expertos sobre el estado mental del detenido.

También garantizaron al tribunal que no se mantendría al australiano, de 50 años, en aislamiento punitivo en una prisión federal de máxima seguridad, y que recibiría un tratamiento adecuado.

Este viernes, el tribunal de apelaciones de Londres les dio la razón, anulando la sentencia previa, por considerar que "Estados Unidos ha proporcionado ahora al Reino Unido un paquete de garantías que responden a las conclusiones específicas" que preocupaban a Baraitser.

Acusado de 18 cargos que incluyen espionaje, EEUU afirma que Assange no es periodista sino pirata informático y que la divulgación de documentos sin ningún filtro puso en peligro la vida de sus informantes.

Si es extraditado, juzgado y condenado, podría ser encarcelado a un máximo de 175 años de cárcel, aunque la sentencia exacta es difícil de calcular y podría ser más corta.

Como en vistas previas, seguidores de Assange se manifestaron ante las puertas de los tribunales agitando pancartas que exigían su liberación inmediata.

Assange lleva recluido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, cerca de Londres, desde que el 11 de abril de 2019 fue detenido por sorpresa dentro de la legación ecuatoriana después que el entonces presidente Lenín Moreno le retirase el asilo concedido por su predecesor Rafael Correa.

Primero fue en cumplimiento de una condena británica por haber incumplido las condiciones de su libertad condicional al refugiarse en la embajada de Ecuador para evitar ser extraditado a Suecia, donde se enfrentaba a acusaciones de agresión sexual que luego fueron retiradas. El australiano afirmaba temer ser enviado desde allí a EEUU

Después, fue mantenido en prisión preventiva mientras se decide sobre su extradición, dado que la juez consideró que con sus antecedentes podría volver a intentar escapar de la justicia si era excarcelado.

Durante los siete años que vivió en una minúscula habitación de la embajada ecuatoriana tuvo en secreto dos hijos con Morris, miembro de su equipo jurídico y próximamente su esposa.

assange
EEUU puede intentar extradición de Julian Assange

EEUU puede intentar extradición de Julian Assange

El caso

En julio de 2010, la prensa mundial publica 70.000 documentos confidenciales sobre las operaciones de la coalición internacional en Afganistán, difundidos por la web WikiLeaks. En octubre se publican 400.000 informes sobre la invasión estadounidense de Irak y, un mes después, el contenido de 250.000 cables diplomáticos estadounidenses.

El 18 de noviembre, Suecia lanza una orden de detención europea contra Assange como parte de una investigación por violación y agresión sexual a dos mujeres suecas en agosto de 2010. El australiano asegura que fueron relaciones consentidas.

Assange, que estaba en Londres, se entrega a la policía británica el 7 de diciembre. Queda detenido durante nueve días y luego bajo arresto domiciliario.

En febrero de 2011, un tribunal londinense valida la solicitud de extradición a Suecia. El australiano teme ser entregado desde allí a Estados Unidos y enfrentarse a la pena de muerte.

El 19 de junio de 2012, Assange se refugia en la embajada ecuatoriana en Londres y solicita asilo político. Ecuador, entonces presidido por Rafael Correa, le concede el asilo en agosto y pide a las autoridades británicas, sin éxito, un salvoconducto para que el fundador de WikiLeaks pueda viajar a Quito.

Assange se quedará encerrado en la embajada durante casi siete años, tiempo durante el cual obtuvo la nacionalidad ecuatoriana antes de ser privado de ella.

El 2 de abril de 2019, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno, que rompió con su predecesor, afirma que Assange violó el acuerdo sobre sus condiciones de asilo. El día 11, Assange es detenido en la embajada por la policía británica.

Inmediatamente, la abogada de la mujer que acusa a Assange por violación en Suecia anuncia que solicitará la reapertura de la investigación, archivada en 2017. Los hechos concernientes a la otra demanda, por agresión sexual, habían prescrito en 2015.

El 1 de mayo, Assange es condenado a 50 semanas de prisión por un tribunal de Londres por haber violado las condiciones de su libertad provisional.

El 13 de ese mes, la Fiscalía de Estocolmo anuncia la reapertura de la investigación por violación.

El 23 de mayo de 2019, la justicia estadounidense, que ya le acusaba de "piratería informática", lo inculpa de otros 17 cargos en virtud de las leyes antiespionaje. Assange se expone a hasta 175 años de prisión.

El día 31, el relator de la ONU sobre la tortura, después de reunirse con el australiano en prisión, considera que presenta "todos los síntomas de tortura psicológica". A principios de noviembre el relator afirma que el trato a Assange pone "en peligro" su vida.

El 21 de octubre, el fundador de WikiLeaks aparece en persona por primera vez en el juzgado de Westminster, confuso y balbuceando.

El 19 de noviembre, la fiscalía sueca anuncia el abandono de la investigación por violación por falta de pruebas.

El 24 de febrero de 2020, la justicia británica comienza a examinar la solicitud de extradición estadounidense, que es postergada a causa de la pandemia. Assange confirma su rechazo a ser extraditado. Su compañera, la abogada Stella Morris, advierte que entregarlo a Estados Unidos desembocaría en una "pena de muerte".

El 4 de enero de 2021, la jueza Vanessa Baraitser rechaza la solicitud, considerando que las condiciones de encarcelamiento en Estados Unidos podrían entrañar riesgo de suicidio.

La justicia británica decide mantenerlo en detención.

FUENTE: AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar