Un misterioso "síndrome de La Habana" que supuestamente provoca serias jaquecas, náuseas y posible daño cerebral a diplomáticos estadounidenses tiene convencidos a muchos funcionarios de que están bajo un sostenido "ataque" con armas electrónicas.

El martes, la vicepresidenta Kamala Harris retrasó por algunas horas un viaje a Vietnam luego de que la embajada en Hanoi reportara un posible caso de "incidentes acústicos" en el lugar, generando preocupación de que fuera blanco de un "ataque".

Te puede interesar

Finalmente Harris fue a Hanoi y el Departamento de Estado señaló que está investigando un caso de "incidente anómalo de salud" o AHI, por las siglas en inglés.

Se trata del más reciente de docenas de estos casos reportados por diplomáticos estadounidenses y funcionarios de inteligencia desde 2016, primero en Cuba, luego en China, Alemania, Australia, Taiwán y Washington.

El gobierno de Cuba investigó el asunto y ha rechazado en reiteradas ocasiones como mera desinformación las versiones de Washington, que nunca presentó pruebas de los presuntos "ataques".

Johana Tablada, subdirectora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, tuiteó este martes que el mero término "síndrome de La Habana" responde a algo "inventado sin evidencias".

En julio, la revista The New Yorker reportó que se constataron docenas de casos entre funcionarios norteamericanos en Viena desde inicios de 2021.

Entre preocupaciones de que un rival poderoso, como Rusia, esté detrás de esos "ataques", el Departamento de Estado advirtió a sus miles de diplomáticos de la "amenaza", al tiempo que adelanta chequeos médicos en aquellos que parten en misión de forma de medir mejor cualquier efecto de eventos futuros similares.

"Tomamos cada reporte que recibimos muy seriamente y estamos trabajando para asegurarnos de que los empleados afectados tengan el cuidado y apoyo que necesitan", indicó una fuente del Departamento de Estado.

El número exacto de incidentes de este tipo entre funcionarios estadounidenses se mantiene en reserva.

Luego del incidente de Hanoi, el ex agente de la CIA Marc Polymeropoulos, víctima de este "síndrome" en Moscú en 2017, aseguró que el número de ataques parece estar creciendo.

"Me parece que nuestros adversarios están enviando un mensaje claro de que no sólo son capaces de alcanzar a nuestros oficiales de inteligencia, diplomáticos y funcionarios militares", alertó Polymeropoulos al Cipher Brief Open Source Report el miércoles. "Este es un aviso de que pueden alcanzar a nuestros máximos dirigentes", subrayó.

¿Ataque con microondas?

El "síndrome" fue registrado en funcionarios estadounidenses. Sin embargo, en 2017, diplomáticos canadienses y sus familias en La Habana reportaron varios casos, luego de conocerse los primeros entre diplomáticos de Estados Unidos.

En algunos casos, los afectados reportaron sonidos que les provocaron náuseas. En otros, sangrado nasal, dolores de cabeza y otros síntomas.

Las causas de estos incidentes se desconocen y algunas teorías señalan que fueron causados por un arma que utiliza microondas, ultrasonido o por veneno.

Pero por varios años, altos funcionarios desecharon las quejas, por considerar que se trataba de personas bajo estrés.

La administración del republicano Donald Trump retiró a personal de La Habana y expulsó a 15 diplomáticos cubanos de Washington. Además, consideró la posibilidad de que los gobiernos de Cuba o Rusia estuvieran detrás del problema.

A fines de 2020, la Academia Nacional de Ciencias estudió los casos y concluyó que se trata de un conjunto de síntomas específicos, distinto a cualquier otro conocido.

El reporte indicó que existen variaciones entre los casos conocidos, y que no todos están vinculados a la percepción de un sonido directo y profundo. El informe atribuye el problema a microondas.

En marzo, la CIA creó una fuerza de tareas para estudiar el problema.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.98%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.39%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.63%
53150 votos

Las Más Leídas