ROMA.- Dos presuntos traficantes de personas han sido detenidos en las últimas horas en la ciudad italiana de Salerno (sur), acusados de ser los responsables de la muerte de 26 mujeres nigerianas en el mar Mediterráneo.

Los 26 cadáveres fueron llevados a Salerno el domingo por el barco español Cantabria y este martes la ciudad celebró sus funerales en el cementerio municipal y decretó un día de luto en su memoria.

Los detenidos son el egipcio Mohamed Ali Al Bouzid y el libio Al Mabrouc Wisam Harar, que han podido ser identificados como los supuestos traficantes gracias al testimonio de varios supervivientes, informan los medios locales.

La detención de los dos hombres fue solicitada por la fiscalía de Salerno, que investiga en qué circunstancias fallecieron esas mujeres.

Según las primeras investigaciones, 23 de estas mujeres fallecieron el viernes en el mar después de que la barcaza en la que iban a bordo con destino a Europa se hundiera.

El barco español Cantabria asistió a los 64 supervivientes de esta embarcación y recuperó esos 23 cadáveres.

Las otras tres mujeres fueron recuperadas por otro barco que opera en el Mediterráneo y trasladadas después a bordo del Cantabria para que llevara a puerto a los 26 cuerpos.

Ahora, la fiscalía de Salerno trata de determinar qué causó la muerte a estas mujeres, que tenían entre 14 y 18 años, y si fallecieron por ahogamiento en el mar o por otras razones.

Los médicos forenses no han podido realizar por el momento ninguna autopsia porque sus cuerpos aún presentan signos de rigidez tras haber estado en el interior de cámaras frigoríficas del buque Cantabria desde el momento de su recuperación, el viernes, hasta su desembarco en Salerno, el domingo.

El suceso ha sido calificado por el delegado del gobierno en Salerno, Salvatore Malfi, como "una tragedia de la humanidad".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario