WASHINGTON.- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció su decisión de imponer sanciones a siete oligarcas rusos, a 12 empresas que ellos controlan y a 17 funcionarios de alto rango del Gobierno en respuesta a una "actividad maligna en todo el mundo", incluyendo a Ucrania y Siria.

Las sanciones están diseñadas para penalizar a algunos de los industriales más ricos de Rusia, que se ven en Occidente enriqueciéndose con la administración de Vladimir Putin, según explica The New York Time.

"El gobierno ruso opera por el beneficio desproporcionado de los oligarcas y las élites del gobierno", dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. "Los oligarcas y elites rusos que se benefician de este sistema corrupto ya no estarán aislados de las consecuencias de las actividades desestabilizadoras de su gobierno".

Entre los sancionados están Oleg V. Deripaska, un oligarca que una vez tuvo estrechos vínculos con el exgerente de campaña de Trump, Paul Manafort.

También fue sancionado Suleiman Kerimov, un financiero cercano a Putin; Vladimir Bogdanov, un alto ejecutivo de Surgutneftegaz, una compañía petrolera rusa; Igor Rotenberg, otro ejecutivo petrolero; Kirill Shamalov, un ejecutivo de energía que se casó con la hija del Sr. Putin, Katerina Tikhonova; Andrei Skoch, diputado de la Duma Estatal de la Federación Rusa; y Viktor Vekselberg, presidente del Renova Group, una empresa de inversión rusa.

Como consecuencia, quedan congelados los activos que estas personas y entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe las transacciones financieras con ellos.

El anuncio del Tesoro de hoy se suma a las sanciones del pasado 15 de marzo en las que Washington designó a cerca de una veintena de ciudadanos rusos por su intento de interferir en las elecciones presidenciales de 2016 a través de ataques cibernéticos.

Las sanciones han estado bajo consideración por un tiempo y fueron impuestas "en respuesta a la totalidad del patrón de actividad maligna continuo y cada vez más descarado del gobierno ruso en todo el mundo", dijo un alto funcionario en una conferencia telefónica con reporteros, agregando: "Pero lo más importante es que esto es en respuesta al continuo ataque de Rusia para subvertir las democracias occidentales".

A juicio del NYT las sanciones del viernes podrían ser particularmente dolorosas para el régimen de Putin. Mientras que los oligarcas de Rusia ganan casi todo su dinero en Rusia, muchos ocultan a sus familias, amantes y gran parte de su riqueza en lugares como Londres, Nueva York y Miami.

Las sanciones dirigidas contra los oligarcas son vistas como una forma particularmente buena de castigar los movimientos agresivos de Putin mientras se evita a la sociedad rusa en general, que ya está sufriendo bajo el control de Putin.

Las sanciones se producen solo tres días después de que el teniente general H. R. McMaster, en su discurso final como asesor de seguridad nacional del Sr. Trump, advirtiera sombríamente sobre la creciente amenaza rusa.

FUENTE: dpa/EFE/REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario