La guerra en Ucrania ha dejado un catálogo de imágenes espeluznante. Cadáveres putrefactos en fosas comunes, ciudades devastadas, bombardeos sanguinarios, millones de refugiados y niños que lloran sus padres. Sin embargo, ese horrendo panorama no ha llegado al mar a pesar de que uno de los grandes objetivos, dentro del delirio expansionista de Vladimir Putin, es controlar y tener acceso en el mar Negro.

Basta recordar que, por ese preciso sitio, Catalina la Grande, a finales del siglo XVIII, abrió y explotó la ruta para los barcos rusos hacia mares más cálidos.

Te puede interesar

Esta semana, el ejército ucraniano aseguró haber hecho retroceder más de 100 kilómetros de la costa a la flota rusa, donde desde hace meses los navíos de Moscú mantuvieron un bloqueo naval.

"Gracias a nuestras acciones contra las fuerzas navales enemigas, el grupo de navíos de la flota rusa del mar Negro retrocedió más de 100 kilómetros de las costas ucranianas", afirmó el Ministerio de Defensa de Ucrania.

"Hemos privado a la flota rusa del control total de la parte noroeste del mar Negro", explicó el Ministerio. Sin embargo, "se mantiene la amenaza de disparos de misiles rusos desde el mar", y añadió que los barcos rusos siguen "bloqueando la navegación" en la zona, donde se impide la salida de cereales que abastecen a medio mundo.

En conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, Arthur Garffer, coronel de Fuerzas Especiales del Ejército de EEUU, estratega militar y experto en Seguridad Nacional, subrayó que “Ucrania ha implementado sus fuerzas especiales navales de una manera contundente. Esto, sincronizado con equipo de alta tecnología, como lo son los misiles antibuques (AShM por sus siglas en inglés) ha negado la proximidad y el alcance de las fuerzas navales rusas a zonas costeras ucranianas. Por ende, los buques navales rusos se han posicionado mar afuera, sin manera de poder apoyar cualquier avance ruso”

A pesar de los alardes del Kremlin al comienzo de la invasión, el coronel Garffer sostuvo que “el hecho que la flota rusa esté operando fuera del alcance de esta tecnología, hace hincapié que los mecanismos de defensa de su flota son arcaicos y que el mismo almirante a cargo de ello no confía en la capacidad de sus buques. El entorno afecta de manera negativa el objetivo geopolítico de Putin por controlar toda la costa norte del mar Negro hasta Trasnistria. El reciente hundimiento del Moskva causó que Rusia perdiera su capacidad operacional como el buque de comando de la flota del mar Negro y el centro de gravedad para la defensa aérea del área de operaciones. Esto ha permitido que Ucrania establezca una estrategia que evita el acceso de los rusos al área, protegiendo las costas ucranianas, desde Kherson a Odessa”

De hecho, trascendió que Ucrania se niega a retirar las minas que instaló en el puerto de Odesa, lo que permitiría retomar las exportaciones de cereales, ya que teme que el ejército ruso lo aproveche para atacar la ciudad, comentó el vocero de la administración regional, Serguéi Brachuk.

“Si se desmina el principal puerto del país, Rusia querrá atacar, sueña con enviar tropas paracaidistas", declaró Brachuk.

"La flota rusa del mar Negro fingirá una retirada hacia la Crimea anexionada. Pero en cuanto desminemos el acceso al puerto de Odesa, aparecerán por allí", afirmó.

Referente a la importancia estratégica, el coronel Garffer hace énfasis en que “la geopolítica específica del Mar Negro ha prevenido que la OTAN y los EEUU puedan ejercer su poderío naval esto a raíz del Convenio de Montreal de 1936, en el que se concede a Turquía cerrar los estrechos de Dardanelos y Bósforo a cualquier buque beligerante. Esto previene que Rusia pueda recibir refuerzos navales. Rusia, a sabiendas de que no controla las aguas del único litoral ucraniano, ya que operan fuera del alcance de los AShM, ha, efectivamente, bloqueado a Ucrania de poder ejercer comercio internacional en su única salida al mar. A la vez los buques de la OTAN y EEUU en el mar Negro se han mantenido operando dentro de las aguas territoriales de Romania, Bulgaria y Turquía evitando mayores hostilidades con Rusia. El mar Negro, por ahora, esta neutralizado militarmente para todas partes”

Mientras, el escenario continúa siendo desolador. Ucrania pierde diariamente hasta 100 soldados y hasta 500 heridos, según informó el ministro de Defensa, Oleksiy Reznikov.

"La situación en el frente es difícil” dijo y explicó que del lado ruso también hay "importantes pérdidas", ya que sus tropas se encuentran con una "fuerte resistencia" ucraniana.

Soluciones y consecuencias

La Organización de Naciones Unidas (ONU) lleva a cabo intensas y discretas negociaciones para movilizar las decenas de millones de toneladas de cereales ucranianos e impedir una crisis alimentaria mundial.

Rusia, que bloquea los puertos ucranianos e impide por tanto la exportación de cereales, que normalmente alimentan a unos 400 millones de personas en el mundo.

"Hay muchas idas y venidas entre Moscú y otros países que están preocupados, pero no creemos que haya una solución que emerja muy claramente por el momento" comunicó la ONU.

El conflicto que implica a Rusia y Ucrania, dos superpotencias agrícolas que garantizaron el 30% de las exportaciones mundiales de trigo, generó de inmediato el disparo de los precios y la escasez del preciado producto en el mercado internacional que amenaza con provocar el hambre en varios países.

La ONU teme "un huracán de hambrunas" esencialmente en los países africanos, que importaban más de la mitad de su trigo de Rusia o de Ucrania

Ucrania era el cuarto exportador mundial de maíz, y estaba a punto de convertirse en el tercer exportador de trigo, garantizando por sí sola el 50% del comercio mundial de granos y de aceite de girasol, antes del conflicto.

Según la ONU, 1.400 millones de personas en el mundo pueden verse afectadas por la penuria de trigo y otros cereales.

"Los puertos de mar Negro son la solución milagrosa para evitar hambrunas mundiales (..)" afirmó Matthew Hollingworth, coordinador de urgencia para el Programa mundial de alimentos (PMA) en Ucrania.

Pero, agregó, sin esta solución-milagro, la ONU va a tener que buscar otras soluciones para mantener las exportaciones ucranianas

"Este callejón sin salida exige un apoyo urgente y requiere una voluntad política. El desbloqueo de las rutas comerciales del mar Negro debe ser la prioridad. La imposibilidad de abrir esos puertos generará hambruna, desestabilización y migraciones masivas en todo el mundo", insistió Awad.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.84%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.7%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.46%
23757 votos

Las Más Leídas