ROMA.- El papa Francisco sugirió el lunes que vacunarse contra el coronavirus es una “obligación moral” y condenó cómo la gente se ha visto influida por “información sin base” para rechazar una de las formas más efectivas para salvar vidas.

Francisco habló en sus términos más firmes hasta ahora sobre el tema y pidió a la gente que se vacune en un discurso ante embajadores acreditados en la Santa Sede, un acto anual en el que analiza la situación internacional y marca los objetivos de política exterior del Vaticano para el resto del año.

Te puede interesar

El papa, de 85 años, ha evitado en general hablar sobre las vacunaciones como una “obligación moral”, aunque su organismo de asesoría sobre COVID-19 lo ha descrito como una “responsabilidad moral”. En lugar de eso, Francisco ha descrito la vacunación como “un acto de amor” y tachado de “suicida” el rechazo a la inmunización.

El lunes fue un paso más allá y dijo que las personas tenían la responsabilidad de cuidar de sí mismas “y esto se traduce en respeto por la salud de los que nos rodean. Cuidar la salud es una obligación moral”, afirmó.

Lamentó que, cada vez más, las divisiones ideológicas disuadieran a la gente de vacunarse.

“A menudo la gente se deja influenciar por la ideología del momento, a menudo reforzada por información sin base o hechos poco documentados”, dijo, pidiendo una “terapia de realidad” para corregir esa distorsión de la razón humana.

“Las vacunas no son medios mágicos de curación, pero sin duda representan, junto con otros tratamientos que deben desarrollarse, la solución más razonable para la prevención de la enfermedad”, añadió.

Algunos católicos, incluidos algunos obispos y cardenales estadounidenses, han afirmado que las vacunas basadas en investigaciones que utilizaron células derivadas de fetos abortados son inmorales, y se han negado a recibir las inyecciones.

Sin embargo, la oficina de doctrina del Vaticano ha dicho que es “moralmente aceptable” que los católicos reciban vacunas de COVID-19 basadas en investigación que utilizó células derivadas de fetos abortadas. Francisco y el papa emérito Benedicto XVI han completado su vacunación con el fármaco de Pfizer-BioNTech.

Francisco reiteró su petición de acceso universal a las dosis, especialmente en partes del mundo con bajas tasas de vacunación, y pidió revisar las normas de patentes para que los países más pobres pudieran desarrollar sus propias vacunas.

“Es apropiado que las instituciones como la Organización Mundial del Comercio y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual adapten sus instrumentos legales para que las normas monopolísticas no se conviertan en obstáculos adicionales a la producción y a un acceso consistente y organizado a la atención sanitaria a nivel global”, dijo.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.88%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.75%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.37%
12547 votos

Las Más Leídas