PARÍS.- El sector de la educación sufrió estos dos últimos años la peor crisis de la historia, con prolongados cierres de escuelas, pese a que se han registrado algunos avances en el segundo año de la pandemia del covid-19.

Para la Unesco, la perturbación mundial en la enseñanza causada por la pandemia del covid-19 es la peor crisis educativa que se ha registrado.

Te puede interesar

"Sin embargo, se nota un cambio notable entre diciembre de 2021 y enero de 2022: no hay más cierres masivos de escuelas, los Estados lograron estabilizar un nuevo modelo de gestión de crisis con la capacidad de mantener abiertas las escuelas gracias a la adopción de protocolos sanitarios reforzados y seguros", dijo la Unesco a la AFP.

Países como Francia, Brasil o México aplicaron nuevas medidas como el distanciamiento, los cierres caso por caso, además del tradicional lavado de manos o el porte de mascarillas, agregó la Unesco.

Otros como Francia, Canadá o Italia han recurrido a las pruebas de detección.

Actualmente las escuelas están abiertas en 135 países. Además, 25 países decidieron a inicios del año aplazar la reapertura de escuelas tras las vacaciones navideñas. Doce optaron por cerrar completamente, en comparación a los 40 que lo hicieron en la misma fecha del año pasado, según la institución.

"El mensaje que consiste en decir que resulta esencial dejar abiertas las escuelas, desde un punto de vista social y para el bienestar de los niños, ha funcionado a nivel de los diferentes Estados", se congratuló.

WhatsApp Image 2021-12-17 at 19.07.24.jpeg
Los niños arman las piezas en el programa Fórmula 1 en las Escuelas, en el Bunche Park Alternative Sports &  Fitness Center en Miami Gardens, el jueves 16 de diciembre del 2021.

Los niños arman las piezas en el programa Fórmula 1 en las Escuelas, en el Bunche Park Alternative Sports & Fitness Center en Miami Gardens, el jueves 16 de diciembre del 2021.

Los países con más cierres de escuelas

En los últimos dos años, los países que han tenido las escuelas cerradas más tiempo, es decir más de 60 semanas, son Bangladés, Kuwait, Filipinas, Uganda y Venezuela.

Si se toma en cuenta los cierres parciales, Uganda alcanzó más de 60 semanas de cierre total y 23 semanas de cierre parcial, mientras Bolivia llegó a 43 y 39 semanas, respectivamente, Nepal totalizó 35 y 47 semanas e India 25 y 57 semanas.

Los países con menos cierres

Cuatro países no han recurrido al cierre de escuelas en dos años: Bielorrusia, Burundi, Naurú y Tayikistán.

Otra docena no ha recurrido al cierre total, incluyendo a Rusia, Estados Unidos y Australia. Oceanía es la región que menos cerró sus centros educativos.

Francia, con un cierre total de siete semanas y parcial de cinco semanas, está entre el 10% de países que menos cerraron sus escuelas.

El Salvador-Escuelas-COVID-AP.jpg
Estudiantes mantienen distancia social el primer día de regreso a la escuela presencial, en Antiguo Cuzcatlan, El Salvador, el martes 6 de abril de 2021. El Salvador reabrió sus escuelas el martes para el aprendizaje en persona más de un año después del cierre debido a la pandemia de coronavirus.

Estudiantes mantienen distancia social el primer día de regreso a la escuela presencial, en Antiguo Cuzcatlan, El Salvador, el martes 6 de abril de 2021. El Salvador reabrió sus escuelas el martes para el aprendizaje en persona más de un año después del cierre debido a la pandemia de coronavirus.

Las consecuencias

El cierre, más o menos extenso de los centros escolares o de enseñanza superior, tiene consecuencias dramáticas, especialmente en países de ingresos bajos y medios.

Ciertas regiones de Brasil, Pakistán, India, Sudáfrica y México, entre otros, registran pérdidas sustanciales de aprendizaje en matemáticas y lectura.

Según la Unesco, para 2030 "ninguna región del mundo prevé alcanzar la universalidad de la enseñanza secundaria", "los educadores consideran que sólo un tercio de los alumnos tendrán competencias básicas en matemáticas" y "33% de los alumnos no tendrán capacidad de leer una frase al final de la primaria".

A largo plazo, la generación de jóvenes actualmente en la escuela corre el riesgo de perder casi 17 billones de dólares en ingresos debido a las carencias provocadas por los cierres de centros educativos a causa de la pandemia, alertaron el Banco Mundial y agencias de la ONU.

"La pérdida de aprendizaje para numerosos niños es moralmente inaceptable, y el aumento potencial del empobrecimiento de aprendizajes podría tener un impacto devastador sobre la productividad, los ingresos y el bienestar futuros de esta generación de niños y jóvenes", alertó Jaime Saavedra, director de educación en el Banco Mundial, citado en un informe publicado en diciembre.

La prioridad es "llevar a todos los jóvenes de vuelta a la escuela, y sobre todo a las niñas en ciertos países", señaló Unesco.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.76%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.38%
12878 votos

Las Más Leídas