sábado 15  de  junio 2024
INVESTIGACIÓN

Estiman que la esperanza de vida mundial puede aumentar casi 5 años

Se espera que la expectativa de vida aumente casi cinco años en los hombres y más de cuatro años en las mujeres durante los próximos treinta años, según un estudio reciente

Por Lydnel Reyes

MIAMI.- La esperanza de vida en todo el mundo podría aumentar entre cuatro y cinco años en las próximas tres décadas, según estimaciones de una investigación reciente realizada por un grupo de científicos del Instituto de Evaluación y Medición de la Salud (IHME), de la Universidad de Washington.

Según los últimos hallazgos del Estudio sobre la Carga Global de Enfermedades (GBD) 2021, publicados en la revista The Lancet, la esperanza de vida incrementará en casi cinco años en los hombres y más de cuatro años en las mujeres para el año 2050.

Asimismo, el trabajo que evaluó los escenarios de carga de morbilidad los factores de salud en 204 países y territorios para de 2022 a 2050, prevé que la expectativa de vida mundial aumente de 73,6 años a 78,1 años entre 2022 y 2050, lo que representa un crecimiento de 45 años. No obstante, quienes alcancen estas edades vivirán más tiempo, pero con una salud deteriorada.

Factores que influyen

Esta tendencia al alza es impulsada en gran parte por las medidas de salud pública que han mejorado la prevención, la detección y el tratamiento de enfermedades no transmisibles (ENT) que incluyen patologías cardíacas, COVID-19 y una variedad de problemas de salud relacionados con enfermedades infecciosas, el parto y la nutrición, indica el análisis.

Se mostró también que las futuras generaciones se enfrentarán a enfermedades que influyen en la esperanza de vida como la diabetes, el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardíacas. Se espera que estas desempeñen un papel más importante que las enfermedades infecciosas en la longevidad de las personas.

Por otra parte, encontraron que el mayor impacto en la esperanza de vida lo tendrán algunas patologías y hábitos de estilo de vida que representan los factor de riesgo metabólicos y dietéticos como la obesidad, la presión arterial alta, la mala alimentación, la falta de ejercicio y el tabaquismo.

El número de muertes prematuras y la cantidad de años perdidos por mala salud causadas por estos factores han experimentado un incremento del 50% desde 2000, señala el informe.

El investigador Dr. Chris Murray, catedrático de Ciencias de Métricas de la Salud de la Universidad de Washington y director del Instituto de Métricas de la Salud y Evaluación (IHME), señaló que existe “una inmensa oportunidad por delante para influir en el futuro de la salud global adelantándonos a estos crecientes factores de riesgo metabólicos”.

La esperanza de vida saludable a nivel mundial (HALE, por sus siglas en inglés), que establece el número medio de años que una persona podría vivir con una buena salud, aumentará de 64,8 años en 2022 a 67,4 años en 2050.

Desigualdad en la esperanza de vida

Los resultados determinaron que la desigualdad en la esperanza de vida entre las regiones se reducirá. Los investigadores pronostican que la esperanza de vida global aumente a medida que las personas en los países menos desarrollados vivan más tiempo, alcanzando a las naciones desarrolladas.

“Este es un indicador de que, si bien las disparidades en salud entre los lugares de ingresos más altos y más bajos se mantendrán, las brechas se están disminuyendo y se anticipan los mayores aumentos en el África subsahariana", precisaron los expertos.

El equipo de científicos pronostica que los aumentos más significativos se generarán en las naciones donde la esperanza de vida generalmente es más corta, lo que a su juicio ayudará a nivelar las diferencias globales.

Murray resaltó que la mayor oportunidad para acelerar la reducción de la carga mundial de morbilidad es a través de intervenciones políticas destinadas a prevenir y mitigar los factores de riesgo metabólicos y conductuales. Además de centrarse en entornos más seguros y una mejor nutrición y vacunación infantil.

Concluyen que los efectos pronosticados son mayores en el escenario “Mejora de los riesgos conductuales y metabólicos”, con una reducción del 13,3% de la carga de morbilidad en 2050.

@Lydr05

FUENTE: Con información de la revista The Lancet, EuropaPress y Health Day

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar