jueves 11  de  abril 2024
MUNDO

Gobernante de Bielorrusia: "Tercera guerra mundial es posible"

Aumenta la preocupación por la expansión de la invasión de Rusia a Ucrania, mientras Europa busca aumentar sanciones y proveer más ayuda militar en momentos que la OTAN realiza ejercicios extraordinarios

Por JESÚS HERNÁNDEZ

MIAMI.- Estos días se cumplen dos años de que Rusia invadiera a Ucrania y el gobernante de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, señaló que “hay que estar lo más preparados posible" para una futura confrontación, ya que estar preocupado por una tercera guerra mundial “es normal en estos momentos”.

Lukashenko, aliado del gobernante de Rusia, Vladimir Putin, sostuvo un encuentro extraordinario con funcionarios de su gobierno en la capital bielorrusa, en Minsk, según recogen varios medios de prensa europeos.

"Debemos estar lo más preparados posible para neutralizar los riesgos y amenazas", afirmó en declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias BelTA.

"Hay motivos para preocuparse" por una tercera guerra mundial, añadió.

La invasión de Rusia a Ucrania, que cumple dos años el 24 de febrero, y la respuesta sostenida de Europa, Estados Unidos y aliados disparan los temores de que un conflicto más amplio se extienda más allá de las fronteras de Ucrania.

De hecho, esta es la peor confrontación que reporta Europa desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), con el peligro agregado del posible uso de armas nucleares.

Bielorrusia, aliado cercano y firme de Rusia, fue incluso trampolín para las fuerzas rusas lanzar la invasión a Ucrania hace en febrero de 2022.

Rusia inclusive ha trasladado armas nucleares tácticas a Bielorrusia, donde también fueron acogidos los mercenarios del Grupo Wagner tras su salida de suelo ruso.

Bielorrusia, que ha abogado en menor medida por un alto al fuego en Urania, realiza ejercicios militares conjuntos con Rusia y asegura que el entrenamiento con los mercenarios del Grupo Wagner ha "dado resultados", comentó Lukashenko.

OTAN

Entretanto, la OTAN lleva a cabo su mayor ejercicio militar en Europa desde la década de 1990, denominado Operación Steadfast Defender, en el que participan alrededor de 90.000 soldados.

Refiriéndose a los ejercicios, Lukashenko dijo que las agencias de inteligencia de Minsk "mantienen el dedo en el pulso", afirmando que aproximadamente 32.000 tropas de miembros de la OTAN estaban desplegadas "en las inmediaciones de Bielorrusia y Rusia".

"Me gustaría caracterizar la fase actual de la confrontación entre Oriente y Occidente de la siguiente manera: las máscaras han sido eliminadas por completo", comentó Lukashenko.

"Tenemos que reconocer la gravedad de la situación", continuó.

Más armamentos

Dos nuevas divisiones de sistemas antiaéreos S-400 están ahora en servicio en Bielorrusia, según afirmó Lukashenko, refiriéndose a los sistemas móviles de misiles tierra-aire que se consideran el equivalente ruso aproximado a las defensas aéreas Patriot de Estados Unidos. Otras dos divisiones están equipadas con sistemas de misiles Iskander-M, apuntó.

El mes pasado, Bielorrusia y Rusia firmaron nuevos acuerdos que, según Putin, muestran una "alianza genuina y una asociación estratégica entre Rusia y Bielorrusia".

Por otra parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, insiste en ayudar a su país con más armamentos.

En efecto, Ucrania la logrado parar en parte la invasión de Rusia “gracias a la ayuda militar”, declaró la presidenta de la Unión Europea, Ursula von der Leyen.

La ayuda militar internacional, desde Estados Unidos, Europa y otros países, suma más de 344.000 millones de dólares, con la Unión Europea a la cabeza y unos 90.000 millones.

Estados Unidos ha aportado unos 73.000 millones en armas a la fecha, según datos del Departamento de Estado.

Hoy, cada uno de los países europeos solidarios, o preocupados porque la guerra se expanda y les afecte, analiza cómo seguir ayudando sin perjudicar sus intereses particulares, economía incluida.

Por otra parte, Estados Unidos debate aún el futuro de la propuesta de 60.000 millones en ayuda militar, humanitaria y financiera, que se encuentra estancada en las altas esferas del Congreso nacional.

Más sanciones

La Unión Europea propone sumar sanciones a Rusia, en el marco del segundo aniversario de la invasión a Ucrania.

No obstante, esta vez Hungría no bloqueará el nuevo paquete de sanciones, según anticipó el ministro húngaro de Asuntos Exteriores, Peter Szijarto.

"Hungría no bloqueará el paquete de sanciones contra Rusia, porque en la etapa de preparación fue posible eliminar todos los puntos que entran en conflicto con los intereses húngaros", afirmó el jefe de la diplomacia húngara.

El alto funcionario húngaro también señaló que el aniversario de la invasión "debe ser una ocasión" para hablar sobre un alto el fuego y conversaciones de paz.

Precedentes

En enero, la Unión Europea presentó la idea de poner a funcionar el decimotercer paquete de sanciones contra Rusia.

Los países miembros de la Unión Europea intentaron antes acordar nuevas medidas contra Rusia, pero no funcionó por el veto húngaro, que, según el periódico británico Financial Times, no quería que empresas chinas fueran incluidas en las listas de sanciones.

Pronto sabremos qué formará parte del nuevo paquete de sanciones y cómo otros países, Estados Unidos, Canadá, Japón y Australia entre ellos, responderán con más sanciones propias o no a las nuevas medidas europeas.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar