LONDRES.- El abogado general del Estado del Reino Unido, Jeremy Wright, anunció hoy que llevará ante el Tribunal Supremo las leyes aprobadas por los parlamentos de Escocia y Gales para que esas regiones asuman tras el "brexit" competencias asignadas hasta ahora a Bruselas.

Esas normas pueden "crear una seria incertidumbre legal para los individuos y las empresas" cuando el Reino Unido abandone la Unión Europea, previsiblemente el 29 de marzo de 2019, señaló Wright en un comunicado.

Tanto el Parlamento escocés como la Asamblea de Gales han aprobado leyes para que sus regiones asuman 111 competencias en ámbitos como agricultura, pesca, medio ambiente, política alimentaria y contratación pública que consideran que les corresponde gestionar.

El Gobierno británico, sin embargo, prevé retener al menos 24 de esas competencias de forma temporal tras el "brexit" para crear un marco general que se aplique a todo el Reino Unido.

El abogado general del Estado advirtió de que las normas aprobadas en Escocia y Gales cubren un terreno similar al de la ley para la salida de la Unión Europea, que se encuentra en tramitación en el Parlamento británico.

La cuestión ante el Supremo sobre la constitucionalidad de esas leyes regionales es "una medida de protección que se toma en interés público", indicó Wright.

"El Gobierno espera que este asunto se resolverá sin necesidad de continuar con este litigio", detalló el abogado general del Estado.

El presidente del Parlamento escocés, Ken Macintosh, advirtió antes de la tramitación de la ley regional del "brexit" de que la Cámara no cuenta con competencias para aprobarla, mientras que la presidenta de la Asamblea galesa, Elin Jones, dio su visto bueno a la norma.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario