La ciudad holandesa de Ámsterdam fabrica el primer calzado del mundo elaborado a base de chicles recogidos en las calles de la ciudad por una organización que instaló tableros en varios puntos de la urbe con la representación de un mapa del mundo para que los transeúntes peguen los chicles en ellos.

De acuerdo con un reporte de El País, los chicles llegan a generar contratiempos peores que las colillas de cigarros pues “son 10 veces más difíciles y caros de eliminar”, y según la nota, alrededor de 1,5 millones de kilos de chicle acaban cada año en las calles de Holanda y limpiarlos cuesta millones de euros.

Jolande Penninks, ciudadana holandesa, fundó Gumbudy con el propósito de que las personas tengan disponible un lugar donde deshacerse de las gomas de mascar más allá del inconveniente de tirarlo al suelo o salir a buscar un pañuelo o un ticket viejo para envolverlo.

Con los chicles recogidos en los puntos donde se instalaron los tableros nació Gumshoe, el primer calzado del mundo hecho a base de chicles recogidos de las calles de la ciudad y los zapatos llevan un mapa de Ámsterdam en la suela.

Con esta iniciativa, recuerda El País, no solo se combate el problema ambiental de la basura de goma, sino que se mejora la limpieza de las calles de la ciudad, al tiempo que aumentan su atractivo.

Los chicles tienen ingredientes que hacen extremadamente difícil que se rompan, entre ellos la goma sintética, que se emplea también para fabricar neumáticos para los autos y revestimientos para suelos.

Un video publicado en YouTube por Publicis One Nederland promociona la experiencia.

Embed

FUENTE: Con información de El País

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que Estados Unidos es un lugar más seguro luego del 11 de septiembre de 2001?

No
No lo sé
ver resultados

Las Más Leídas