MOSCÚ.- Docenas de manifestantes perdieron la vida en ataques a edificios gubernamentales durante protestas en Kazajistán y al menos una docena de policías fallecieron, incluyendo uno que fue encontrado decapitado, dijeron las autoridades el jueves.

Durante la noche se produjeron intentos de asalto a edificios oficiales en Almaty, la ciudad más grande del país, y “docenas de atacantes fueron liquidados", dijo la vocera policial, Saltanat Azirbek, en declaraciones a la televisora estatal Khabar-24. Los supuestos incidentes se produjeron luego de los disturbios generalizados registrados en la ciudad el miércoles, incluyendo la toma de la alcaldía, que fue incendiada.

Te puede interesar

Otros 353 agentes resultaron heridos, agregó el canal noticioso estatal Khabar-24.

Kazajistán vive las peores protestas callejeras de su historia desde su independencia hace tres décadas.

Una alianza militar encabezada por Rusia, Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva, anunció antes el jueves que enviará fuerzas de paz a la nación centroasiática a petición de su presidente, Kassym-Jomart Tokayev. Kazajistán se ha visto sacudida por protestas cada vez más intensas que comenzaron el domingo por la fuerte subida del precio del gas licuado de petróleo. Las protestas comenzaron en el oeste, pero se extendieron a Almaty y a la capital, Nur-Sultán.

Tokayev prometió el miércoles que tomará medidas firmes para sofocar los disturbios y declaró el estado de emergencia en todo el país durante dos semanas, ampliando el anunciado tanto para la capital como para Almaty que incluyó un toque de queda y restringió el movimiento en las zonas urbanas y sus alrededores. El gobierno renunció en respuesta a las movilizaciones.

Aunque las protestas comenzaron cuando el precio de un tipo de gas licuado de petróleo — muy utilizado como combustible para vehículos — se duplicó, su tamaño y rápida propagación sugieren que reflejan un descontento más amplio en un país gobernado por el mismo partido desde que se independizó de la extinta Unión Soviética en 1991.

Tokayev aseguró que los disturbios estaban encabezados por “bandas terroristas" que habían recibido ayuda de otros países, pero no ofreció más detalles.

Kazajistán, el noveno país más grande del mundo, tiene frontera con Rusia al norte y China al este, y cuenta con importantes reservas de petróleo que le brindan importancia estratégica y comercial. A pesar de esas reservas y de su riqueza mineral, en algunas partes del país hay un fuerte descontento por las malas condiciones de vida. Muchos kazajos están molestos también por el dominio del partido gobernante, que ocupa más del 80% de los escaños del parlamento.

Después de que las manifestaciones se extendieron a Nur-Sultán y Almaty, el gobierno anunció su renuncia, pero Tokayev dijo que los ministros continuarán en sus puestos hasta que se forme un nuevo Gabinete, lo que genera incertidumbre de que las renuncias tengan un impacto significativo.

Cinco cosas que hay que saber sobre Kazajistán

Los disturbios de los últimos días en Kazajistán, los peores en décadas, contrastan con la historia de este país rico en recursos energéticos, una de las repúblicas más estables y controladas de la antigua Unión Soviética en Asia Central.

Nazarbáyev

Desde su independencia en 1991, el antiguo jefe del Partido Comunista, Nursultán Nazarbáyev, de 81 años, gobernó durante años con mano de hierro este vasto país estepario.

Incluso después de que finalmente dimitiera en 2019 para dejar paso a su sucesor, el presidente Kassym- Jomart Tokayev, muchos creen que sigue manejando los hilos

Aliado clave de Rusia, el país nunca ha tenido unas elecciones libres. Nazarbáyev utilizó su enorme riqueza petrolera para construir una nueva y reluciente capital, Astaná, que posteriormente fue rebautizada como Nur-Sultán en su honor.

Conocida por sus rascacielos futuristas y sus gélidas temperaturas invernales, que descienden con frecuencia por debajo de los -20 grados centígrados, la ciudad tiene en su centro una torre coronada por una plataforma de observación en la que los visitantes pueden poner sus manos en una huella de oro de la palma de Nazarbáyev.

La antigua capital, Almaty, sigue siendo la mayor ciudad del país y el centro comercial.

Cosmódromo

Kazajistán es el noveno país más grande del mundo, con una superficie de más de 2,7 millones de km2.

La vasta estepa kazaja alberga el cosmódromo de Baikonur, propiedad de Rusia, que sigue siendo la mayor plataforma de lanzamiento del mundo casi 60 años después de que el cosmonauta soviético Yuri Gagarin despegara desde allí para convertirse en el primer hombre en el espacio.

Población mixta

Los kazajos representan casi el 70% de la población (2020), pero históricamente el país ha tenido una gran minoría rusa.

Los rusos representaban más del 40% de la población en la década de 1970, pero su número se ha reducido a uno de cada cinco habitantes.

Oficialmente, el país alberga 130 nacionalidades, muchas de las cuales fueron deportadas en la época soviética como presos políticos, con comunidades alemanas, griegas, tártaras, polacas, coreanas, ingusetias y turcas georgianas.

Kazajistán está orgulloso de su historia nómada y en 2015 celebró los 550 años del nacimiento del primer Estado kazajo.

Las celebraciones se produjeron tras las polémicas declaraciones del líder ruso Vladimir Putin, quien dijo que los kazajos nunca habían tenido un Estado antes de independizarse de Moscú.

Aunque Kazajistán y Rusia gozan tradicionalmente de fuertes relaciones, su historia compartida a veces crea conflictos.

Rusia criticó un documental kazajo de 2019 en el que se afirmaba que la colectivización forzosa del país dio lugar a un genocidio, en el que hasta el 40% de la población murió de hambre o huyó en la década de 1930.

Muy dependiente del petróleo

Kazajistán es la mayor economía de Asia Central, que experimentó crecimientos de dos dígitos, pero en 2014 se vio muy afectada por el desplome de los precios del petróleo, del que depende en gran medida.

También se vio afectada por la crisis económica de 2008 en Rusia, que provocó una devaluación de la moneda kazaja, el tenge.

El petróleo representó el 21% del PIB del país en 2020, según el Banco Mundial, que prevé que la economía crezca un 3,7% este año.

El principal yacimiento petrolífero del país, Tengiz, representa un tercio de la producción anual de Kazajistán y está controlado al 50% por la empresa estadounidense Chevron.

Kazajistán es el mayor productor mundial de uranio y también tiene manganeso, hierro, cromo y carbón en abundancia.

El país ha vinculado el futuro de su economía a la vecina China, invirtiendo mucho en su red de carreteras, ferrocarriles e infraestructuras portuarias para facilitar los vínculos comerciales.

Superar a Borat

A pesar de los petrodólares que el Estado ha invertido en promocionar su imagen, Kazajistán sigue estando perseguido por el personaje de Borat, un grosero periodista kazajo que muestra un país subdesarrollado.

Muchos siguen asociando al país con "Borat", el falso documental del cómico británico Sacha Baron Cohen que fue un enorme éxito en 2006 y cuyo personaje central volvió a recuperar en 2017.

FUENTE: Con información de AP/AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.88%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.47%
13305 votos

Las Más Leídas