viernes 12  de  julio 2024
Unión Europea

Macron pide reforzar fronteras y política migratoria de la UE

Macron reafirmó su postura sobre los migrantes, al señalar que "existe una convergencia clara de posturas" con los líderes del V4

BUDAPEST — El presidente francés Emmanuel Macron reafirmó el lunes su compromiso por fortalecer las fronteras externas de la Unión Europea, un punto de acuerdo durante las conversaciones que sostuvo en Budapest con los gobernantes de las naciones orientales del bloque.

La cumbre del Grupo de Visegrado — una alianza de cuatro países del centro de Europa también conocida como V4— en la capital húngara recibió a Macron en un momento en que Francia se dispone a asumir la presidencia de la Unión Europea el 1 de enero, la cual se rota cada 6 meses.

Si bien sus posturas sobre migración fueron bien recibidas entre los líderes conservadores del V4, la visita de Macron también puso de relieve los desacuerdos entre los 27 integrantes de la Unión Europea sobre el alcance de la autoridad del bloque y sus valores fundamentales.

El anfitrión de la cumbre, el primer ministro húngaro Viktor Orban, de tendencia derechista, es uno de los críticos más férreos de la UE en materia migratoria.

Pero él y el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki, quien también estuvo presente, han forcejeado con Bruselas sobre los intentos de la UE por refrenar a los gobiernos que se considera violan el estado de derecho y los estándares democráticos, valores que Macron está ansioso por defender.

En una conferencia de prensa tras la reunión, los cinco líderes enfatizaron la necesidad de reformar la política migratoria del bloque, al tiempo que Macron reafirmó su postura sobre los migrantes, al señalar que “existe una convergencia clara de posturas” con los líderes del V4.

Macron hizo un llamado a que se realicen cambios en la zona de Schengen —que engloba las fronteras internas del bloque, en las que no se requiere presentar pasaporte—, a fin de mejorar la protección de las fronteras externas y limitar el flujo de migrantes de un país de la UE a otro, y para agilizar el proceso de enviar de regreso a sus países de origen a aquellos que no sean elegibles para recibir asilo, “personas que no tienen derecho a quedarse en la UE”.

Sin embargo, persisten las desavenencias políticas entre el dignatario francés, firme partidario de la UE, y Orban, quien junto con Morawiecki ha desafiado la jurisdicción del bloque respecto a los asuntos internos de las 27 naciones que lo integran.

El brazo ejecutivo de la UE sigue reteniendo decenas de miles de millones de euros en fondos de recuperación por la pandemia de COVID-19 a Polonia y Hungría debido a preocupaciones sobre corrupción e interferencia con el poder judicial dentro de esos países. También ha amenazado con imponer sanciones adicionales en caso que ambas naciones no cumplan con los requerimientos del estado de derecho.

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar