LONDRES.- Tras la crisis abierta por la dimisión del ministro para el "Brexit" David Davis y el de Exteriores Boris Johnson, la primera ministra británica, Theresa May, afirmó que con su nuevo plan logrará una salida "suave y ordenada" del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En el marco de la cumbre de países de la UE y los Balcanes junto en Londres, May dio una conferencia de prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki. Allí aseguró que el deseo de los votantes a favor del "Brexit" de poner fin a la inmigración descontrolada de ciudadanos de la UE al país será tenido en cuenta.

May había convocado a su nuevo gabinete tras la crisis abierta por la dimisión de Davis y Johnson, reunión que a la que calificó de productiva. "Nos preparamos para una semana de mucho trabajo", escribió la dirigente en Twitter.

Por primera vez se sentó a la mesa como representante de Exteriores Jeremy Hunt, que era hasta ahora ministro de Salud y que antes del referéndum del "Brexit" defendió la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea (UE).

May quiere mantener una relación estrecha de su país con la UE y se enfrenta por ello con los más duros partidarios del "Brexit" en su Partido Conservador. Por las críticas a sus planes renunciaron tanto Johnson como Davis.

La noticia de las renuncias, a las que hoy se sumaron las de otros dos diputados conservadores, se conoció después de que el Gobierno alcanzara la semana pasada un acuerdo sobre un nuevo plan para la futura relación con la UE tras el "Brexit", que se concretará el 29 de marzo de 2019.

El nuevo plan prevé que tras la salida de la UE el Reino Unido siga estrechamente vinculado al mercado europeo para el intercambio de bienes. El objetivo es no perjudicar el comercio y la cadena de suministro entre Reino Unido y el continente.

Para garantizar este libre intercambio, se establecerían una serie de "reglas conjuntas" para que Londres mantenga regulaciones y estándares de la UE. Este jueves se conocerá un documento con los detalles del acuerdo alcanzado en la reunión de gabinete del viernes pasado.

Los otros tres elementos de libre circulación en el mercado único (capital, fuerza de trabajo y servicios) sufrirían limitaciones. De esta forma los británicos quieren frenar el ingreso ilimitado de ciudadanos europeos y seguir sus propias reglas en el sector de servicios.

Merkel elogió hoy la nueva propuesta de May al considerar que llevará las negociaciones un paso más adelante. "Es bueno que haya propuestas sobre la mesa, es todo lo que puedo decir hoy sin entrar en detalles". Los 27 países miembros del bloque deben ahora tomar posición junto al jefe negociador del "Brexit" de la UE, Michel Barnier, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.

A las renuncias de Davis y Johnson se sumaron hoy las de dos diputados del bloque conservador de May en el Parlamento, Maria Caulfield y Ben Bradley.

En su carta de renuncia publicada por la cadena BBC, Bradley afirmó que se encuentra incapacitado para promover la política de May en el distrito en el que fue votado, Mansfield, donde una mayoría votó a favor de la salida del Reino Unido del bloque. Caulfield también dijo que el último plan presentado por May "será malo para nuestro país y malo para el partido".

Incluso sin la crisis actual, la semana ya era intensa para May, porque el jueves participará en la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bruselas y el viernes recibe en Londres al presidente estadounidense, Donald Trump.

Fue precisamente Trump quien pareció agregar presión a May al calificar hoy de "amigo" a Boris Johnson. "Me apoyó mucho y fue muy amable conmigo. Quizá hable con él cuando esté allí", dijo en alusión a su próxima visita.

A la pregunta de si May debería dimitir, el presidente estadounidense dijo: "Ahora es cosa del pueblo. "Me llevo muy bien con ella. Es naturalmente cosa del pueblo". En una cena privada el mes pasado, trascendió que Johnson sugirió que Trump haría mejor trabajo que May en las negociaciones por el "Brexit".

Pese a la crisis, May encontró tiempo para desear suerte al equipo de Inglaterra para el partido de semifinales que juega el miércoles contra Croacia en el Mundial de Rusia.

El ex ministro de Exteriores conservador William Hague advirtió a los defensores a ultranza de la salida del país de la UE que si se oponen a los planes de May corren el riesgo de que el "Brexit" fracase. "Ser un romántico en esta cuestión no es de ninguna utilidad para el país", escribió en el "Daily Telegraph".

Pese a todo, no parece que vaya a haber una moción de censura de su propio partido contra May. El ex líder de los conservadores Michael Howard dijo a la BBC que sería "extremadamente tonto" presentar una moción de censura. "Me alegro de que parece que se impone el sentido común", añadió.

También el ex ministro de Defensa Michael Fallon rechazó la idea. "Es lo último que necesitamos en este momento. Ahora tenemos un plan", aseguró. Johnson habló de la muerte del sueño del "Brexit" y "soñar es bonito y está bien, seguramente para todos, pero tenemos que tratar con el mundo real", subrayó.

El diario sensacionalista "Sun" encontró otro motivo de queja contra Johnson: "¿No saben que hay un maldito juego pendiente?", tituló sobre la decisión del ya ex ministro de dimitir dos días antes del crucial partido de fútbol. Si se impone a los croatas, Inglaterra llegará a una final de un Mundial por primera vez desde que ganó el título en 1966.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas