PARIS.- Los datos recogidos por el satélite Sentinel-3 serán combinados con medidas obtenidas en el mar gracias a tablas de surf con el objetivo de controlar el cambio climático marino, comunicó hoy la Agencia Espacial Europea (ESA).

La técnica consiste en medir la temperatura de la superficie marina con un dispositivo llamado "SmartFin" colocado en las tablas de surf utilizadas por amantes de este deporte, para luego cruzar esos datos con los del satélite europeo Sentinel-3, encargado de radiografiar el estado de la Tierra.

Esta propuesta de un miembro del Laboratorio británico Marino de Plymouth, Bob Brewin, permite complementar la falta de datos sobre el agua, algo que "dificulta entender las mediciones satelitales a lo largo de la costa".

Los datos tomados desde el espacio también son utilizados por otras instituciones como la organización de investigación francesa Ifremer, que los cruza con sus propias medidas de temperatura o salinidad para estudiar las algas de las aguas de Normandía (noroeste de Francia).

Esta misión se reforzará este mes por otro satélite, el Sentinel-3B, lo que permitirá obtener datos de igual calidad pero con mucha mayor frecuencia que la que se consigue con un solo artefacto.

Embed

Ambos forman parte del programa Copérnico, una iniciativa liderada por la Comisión Europea y la ESA que pretende observar de forma continuada el planeta y proporcionar datos para mejorar la gestión del medio ambiente, comprender y mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad.

Embed

Esta tercera versión de los Sentinel presta especial atención a los océanos, midiendo la altura, temperatura y color de la superficie, así como el espesor de las bloques de hielo.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas