ROMA.- Obispos de diferentes países mundo han mostrado su apoyo al Papa ante las acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales formuladas por el ex nuncio apostólico en Estados Unidos, Carlo María Viganò.

Así, el cardenal portugués, António dos Santos Marto, ha denunciado que estas acusaciones son en realidad "una campaña de ultraconservadores para herir al Papa".

"Esa ala tradicionalista ultraconservadora quiere poner en jaque al Papa, lo que llega al extremo de, por primera vez en la historia, pedir su dimisión", ha señalado en declaraciones al diario Observador.

Marto se ha mostrado no obstante convencido de que Francisco saldrá "reforzado" de esta polémica en el momento en que todo se esclarezca. Por su parte, los obispos de Perú han difundido una carta en la que expresan su "cercanía" al Papa frente a lo que llaman "intentos de desestabilizar a la Iglesia y a su ministerio".

En ese sentido, han apreciado las reformas de sus "cinco fructíferos años de Pontificado". Y han agregado: "Estamos seguros que Cristo Resucitado, que nos muestra el perenne rostro joven de la Iglesia, seguirá impulsándonos para que sin miedo y llenos de esperanza, continuemos trabajando con mayor energía al servicio del pueblo de Dios".

También los máximos dirigentes de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) han mostrado su apoyo al Papa en una carta en la que le manifiestan su "fraterna y filial cercanía" en un momento "en que sufre un ataque despiadado en el que confluyen distintos y mezquinos intereses mundanos".

"Como Pueblo de Dios que peregrina en Argentina, pastores y fieles, queremos manifestarle nuestra fraterna y filial cercanía en este momento en que sufre un ataque despiadado en el que confluyen distintos y mezquinos intereses mundanos. Compartimos sus dolores y esperanzas", ha determinado la Comisión Ejecutiva de la CEA en la misiva, difundida a través de su página web.

Esta semana, el cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), hizo pública una carta de "afecto, cercanía y apoyo" al Papa Francisco, desde la ciudad de Medellín (Colombia), en la que apostillaba: "Santo Padre, no está solo".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que leyes más estrictas sobre el control de armas evitarían masacres como la de Pittsburgh?

Las Más Leídas