ROMA — El papa Francisco dio otro paso el miércoles para controlar a los nuevos grupos religiosos en la Iglesia católica, luego de que su proliferación no regulada en décadas recientes llevó a abusos de gobernanza que permitieron que se desenfrenaran conductas inapropiadas en lo espiritual y lo sexual.

Francisco emitió un decreto que requiere la aprobación previa del Vaticano antes de que los obispos creen asociaciones nuevas de fieles, a menudo el primer paso hacia la creación de una sociedad apostólica o un instituto de vida consagrada.

Te puede interesar

El decreto sigue a uno similar emitido en 2020 que requirió la aprobación previa del Vaticano para órdenes religiosas a nivel de diócesis, lo que indica que la Santa Sede está ahora arreciando sus medidas para regular mejor los orígenes de esas nuevas formas de vida religiosa y despojar a los obispos locales de las decisiones sobre ellas.

Francisco ha dado una serie de pasos disciplinarios y regulatorios en años recientes luego de que algunos fundadores y líderes de órdenes religiosas e institutos laicos nuevos resaltaron ser fraudes religiosos que abusaron sexual y espiritualmente de sus miembros.

Algunos grupos han sido suprimidos, el control de otros ha sido asumido temporalmente por el Vaticano para reformarlos y todos han quedado bajo una mayor supervisión de la Santa Sede.

En 2021, el Vaticano impuso límites de términos a los líderes de movimientos laicos, que proliferaron luego del Concilio Vaticano II en la década de 1960 como una nueva manera para que los católicos se involucraran en la Iglesia, aparte de la vida típica de parroquia. El Vaticano dijo que los límites eran necesarios para prevenir un culto a la personalidad alrededor de líderes carismáticos.

Un grupo laico es afectado por la nueva reforma fue Comunión y Liberación, un grupo influyente en Italia que tiene una rama consagrada con unos pocos miembros que ayudan a administrar la casa del papa emérito Benedicto XVI.

El año pasado, los límites de términos forzaron la salida del jefe español de Comunión y Liberación, el padre Julián Carrón, que había estado a cargo desde 2005.

Apenas esta semana, el jefe de la oficina de laicidad del Vaticano, el cardenal Kevin Farrell, le escribió al sucesor de Carrón para quejarse de que éste y sus seguidores seguían ejerciendo influencia en contra de las reformas del Vaticano.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.91%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
23050 votos

Las Más Leídas