MIAMI.- Irán, uno de los países más autoritarios, vive estos días un alzamiento popular que busca revindicar derechos tan aparentemente sencillos como que las mujeres prescindan de velos para salir a la calle.

Por ello, hemos visto imágenes de jóvenes y señoras prendiendo fuego a sus velos y cantando consignas contra la oligarquía islámica chiita, así como vehículos oficiales quemados y miles de iraníes uniéndose a las protestas.

Te puede interesar

Las protestas estallaron tras la muerte de Mahsa Amini, de 22 años, tras ser arrestada por la policía que vigila la manera que las mujeres visten.

La joven, también conocida por su primer nombre kurdo de Jhina, visitaba Teherán con su familia cuando fue arrestada por supuestamente incumplir la estricta manera de llevar el velo sobre su cabeza, vigente en el país persa desde poco después de la Revolución Islámica de 1979.

Acorde con el informe de United Nations Human Rights, Amini entró en coma en el centro de detención y murió en el hospital el 16 de septiembre.

Las autoridades iraníes rápidamente dijeron que murió de un ataque al corazón y afirmaron que su muerte fue por causas naturales. Sin embargo, reportes de familiares y amigos aseguran que Amini fue golpeada.

Una buena parte de la población, enojada por el suceso, salió a la calle a protestar en un país donde cualquier manifestación es rápidamente controlada.

Sin embargo, las protestas crecieron hacia otras ciudades y cuentan con el apoyo de una buena parte de la población.

Reto

A diferencia de las manifestaciones anteriores, que abogaban por derechos sociales y políticos, esta protesta nacional tiene una connotación social que reta las exigencias del clérigo islámico chiita.

Por ello, hay analistas que sostienen que las nuevas protestan presentan un nuevo desafío al sistema islámico que encabeza el ayatolá Ali Khamenei, de 83 años.

“Son las mayores protestas desde noviembre de 2019”, señaló a la agencia de noticias AFP Ali Fathollah-Nejad, experto en Irán del Instituto Issam Fares de Políticas Públicas y Asuntos Internacionales de la Universidad Americana de Beirut.

"Mientras que los dos últimos levantamientos a nivel nacional fueron liderados por las clases bajas y desencadenados por la degradación socioeconómica, esta vez el detonante fue sociocultural y político, comparable al Movimiento Verde de 2009", subrayó.

Inimaginable

Imágenes sin precedentes muestran manifestantes desfigurando o quemando imágenes del líder supremo Khamenei, así como el antiguo comandante de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani, quien es presentado por las autoridades como una figura sagrada después de su aniquilamiento por Estados Unidos en Irak hace dos años.

Al menos una docena de jóvenes han muerto en las protestas y los activistas temen que las autoridades recurran a la represión que, según Amnistía Internacional, provocó la muerte de 321 personas a manos de las fuerzas de seguridad en noviembre de 2019.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.55%
27336 votos

Las Más Leídas