Embed

TAILANDIA.- Cuatro de los 12 niños atrapados en una cueva en Tailandia ya han sido rescatados, ha informado a agencias internacionales de prensa un funcionario local de salvamento.

Aunque las autoridades habían indicado inicialmente que eran seis los rescatados, un despacho de la agencia de noticias EFE confirma que solo fueron cuatro y que las otras nueve personas siguen dentro de la cueva.

Una portavoz del equipo de rescate confirmó también que la operación ha sido suspendida hasta el lunes ante la necesidad de reponer las bombas de oxígeno ubicadas a lo largo del recorrido que han de hacer los menores en su trayecto hacia la salida dela cueva.

"Actualmente están en el hospital de campaña cerca de la cueva", había dicho temprano este domingo a Reuters Tossathep Boonthong, jefe del departamento de Salud de Chiang Rai y miembro del equipo de rescate, según informa el canal de noticias RT Actualidad.

"Les estamos haciendo un examen físico. Todavía no han sido trasladados al hospital de Chiang Rai", ha aclarado Tossathep.

Luego, helicópteros militares transportaron a los rescatados hacia un hospital en el que se le dará atención médica.

Las autoridades de Tailandia confirmaron que en la complicada operación de rescate de los niños que llevan más de dos semanas atrapados en una cueva del norte del país participan 18 buzos (13 extranjeros y cinco tailandeses).

Los rescatistas entraron en la cueva a las 3:00 de la madrugada, hora local, de este domingo. Los niños rescatados han sido llevados a la superficie acompañados por dos buzos cada uno.

Atravesar el sistema de cuevas para llegar hasta el lugar donde se refugian los niños lleva a los socorristas más de cinco horas. Los peligros de esta operación se hicieron evidentes este viernes con la muerte de uno de los buceadores que participaba en las tareas de asistencia.

Los niños de entre 11 y 16 años y su entrenador de fútbol desaparecieron el 23 de junio, luego de que decidieran explorar la cueva de Tham Luang, en el norte del país. Una vez dentro, las lluvias torrenciales comenzaron a llenar las cavidades de la cueva y obligaron al grupo a refugiarse más adentro. Sin alimento sólido, debieron beber el agua que goteaba de las paredes hasta que fueron encontrados el 2 de julio.

Los especialistas llegaron a la conclusión de que la única manera de que los niños puedan salir de la cueva es buceando, aunque enfrentan el problema añadido de que ninguno de los menores tenía experiencia en buceo y solo algunos de ellos saben nadar.

La labor de rescate es altamente complicada por los estrechos y peligrosos pasadizos de la cueva y debido a que algunos tramos del pasaje que lleva hasta donde se encuentran los menores están inundados y su diámetro es inferior a un metro.

FUENTE: RT Actualidad

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas