MIAMI.- Después de siete largas décadas de independencia y una treintena de años en democracia e impresionante desarrollo económico, Taiwán libra aún una intensa batalla internacional para ser reconocida como nación libre y autosuficiente.

La más reciente disputa data de hace apenas unos días cuando la república europea de Lituania, que logró restablecer su independencia en 1980, tras la caída de la Unión Soviética, decidió abrir una oficina consular en Taiwán.

Te puede interesar

Rápidamente China, que se opone al reconocimiento internacional de Taiwán, protestó y pidió al pequeño país europeo “desestimar la idea”, a lo que el gobierno lituano contestó “seguimos adelante”.

El Gobierno chino contestó con la retirada del embajador en el país europeo y la suspensión del comercio por tren entre ambos países, así como las subsiguientes ‘presiones’ que hacen recordar la leyenda de David contra Goliat, en la que, al final, ganó el más pequeño.

De hecho, varios funcionarios públicos en Estados Unidos, entre los que destacan el senador Marco Rubio, emitieron palabras de respaldo a las autoridades lituanas.

“Es importante apoyar el derecho de los taiwaneses, como pueblo democrático, a determinar cómo les gustaría que los demás se refieran a ellos y elegir el nombre apropiado para sus misiones en el extranjero que reflejen el trabajo que realizan”, apuntó el legislador estadounidense y exaspirante a la presidencia del país norteamericano.

Luego acentuó: “El Partido Comunista Chino (gobierno) no representa a Taiwán y no tiene derecho a dictar al resto del mundo cómo debemos referirnos o relacionarnos con el pueblo de Taiwán”.

China ve a la isla de Taiwán como parte de su territorio y amenaza con retomarla, por la fuerza si es necesario, a pesar de que la dictadura china nunca ha gobernado la isla.

En los últimos años, Pekín ha aumentado la presión sobre el número cada vez menor de países que reconocen a Taiwán, incluidos Panamá en 2017 y las Islas Salomón en 2019.

Alrededor de 15 países, principalmente naciones de América Latina y Asia Pacífico, reconocen a Taiwán a pesar de la presión china.

También hay otros, como Estados Unidos, que mantienen abiertas oficinas mercantiles, que muchos catalogan de rango consular.

Por otra parte, las relaciones entre la Unión Europea (UE) y Taiwán se complican por el hecho de que todos los estados miembros de la UE reconocen a la República Popular China (RPC) como el único estado soberano con el nombre de ‘China’.

No obstante, la UE mantiene la Oficina Económica y Comercial Europea en Taipei, mientras que Taiwán cuenta con la Oficina de Representación en la UE.

En septiembre de 2021, los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo prepararon un informe en el que prometían relaciones más estrechas y una asociación más fuerte con Taiwán, al tiempo que elogiaban a Taiwán como “socio clave de la UE” y mostraban “gran preocupación por la presión militar china contra la isla”.

Antecedentes

En medio del escenario que significaba la llamada Guerra Fría en los años 1970, entre Estados Unidos, Unión Soviética, China y otras potencias occidentales, “la relevancia política internacional de Taiwán resultó afectada por la insistencia del régimen de Pekín, y muchos países optaron por rezagar al Gobierno de Taipei al rango de ‘aliado’ sin representación diplomática”, señaló el historiador James Stuart, del California Institute of Integral Studies.

Incluso la asamblea de la Organización de Naciones Unidas aprobó la entrada de China continental, cuyo nombre oficial es República Popular China, a cambio de la salida de Taiwán, como pidió entonces el régimen de Pekín.

Estados Unidos, bajo el mandato del presidente Richard Nixon, accedió a la propuesta, pero el 1 de enero de 1979, cuando Jimmy Carter era el mandatario, el Congreso estadounidense adoptó el Taiwan Relations Act entre los gobiernos de Taipei y Washington, en el que se define el concepto de amistad sin relaciones diplomáticas oficiales para “mantener la paz, la seguridad y la estabilidad” en torno a la isla, al mismo tiempo que mantienen “la continuidad de las relaciones culturales y comerciales” entre ambos países.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.97%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.34%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.69%
61439 votos

Las Más Leídas