Los tanques rusos llegaron el jueves a las puertas de Kiev, en su estrategia de rodear las grandes ciudades de Ucrania, tras una jornada de negociaciones de alto nivel que terminó con acusaciones contra Moscú de atacar un corredor humanitario.

El primer encuentro a nivel ministerial entre ambos bandos no resultó en un alto el fuego en el conflicto iniciado por el presidente Vladimir Putin el 24 de febrero y por el que la Unión Europea espera la llegada de millones de refugiados.

Te puede interesar

Estados Unidos y sus aliados europeos afirmaron que estudiaban nuevas sanciones contra Rusia por las señales de "intensificación" de ataques contra civiles. Aunque descartó enviar aviones de combate, Washington indicó que seguirán suministrando sistemas de defensa tierra-aire.

En el terreno, un equipo vio columnas de humo en la localidad de Skybyn, a pocos centenares de metros del último puesto de control en el límite noreste de Kiev.

Los tanques rusos ya habían llegado a los suburbios norte y oeste.

ucrania
Estados Unidos y sus aliados europeos afirmaron que estudiaban nuevas sanciones contra Rusia por las señales de "intensificación" de ataques contra civiles

Estados Unidos y sus aliados europeos afirmaron que estudiaban nuevas sanciones contra Rusia por las señales de "intensificación" de ataques contra civiles

A cinco kilómetros de la capital, la localidad de Velyka Dymerka fue objetivo de cohetes Grad rusos.

Según el Estado mayor ucraniano, las fuerzas rusas siguen avanzando para rodear Kiev sin descuidar otros frentes, como las ciudades de Izium, Petrovske, Sumy, Ojtyrka y la región del Donestsk.

Embed

"Corredores humanitarios" hacia Rusia

La reunión entre los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia y Ucrania, Serguéi Lavrov y Dmytro Kuleba, en la localidad turca de Antalya, no registró ningún resultado tangible para el cese de las hostilidades.

Kuleba indicó sin embargo que ambos cancilleres habían decidido "proseguir sus esfuerzos", aunque "Ucrania no se ha rendido, no se rinde y no se rendirá", agregó.

Lavrov dijo que su país estaba dispuesto a seguir conversando en el mismo formato de los tres primeros encuentros de altos funcionarios en Bielorrusia y que una reunión entre Putin y el mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski, estaba por ahora descartada.

Ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo de alto el fuego, el ministro ruso informó que Moscú quería "hablar de corredores humanitarios", para evacuar a civiles de las ciudades sitiadas.

Por la noche, el gobierno ruso anunció que, incluso sin acuerdos, su ejército abriría "corredores humanitarios" desde esas localidades hacia Rusia.

En Turquía, Lavrov reiteró que Rusia "no atacó Ucrania", sino que respondió a "amenazas directas contra (su) seguridad", e insistió en la desmilitarización y la neutralidad de la exrepública soviética. Además, calificó de "peligroso" la entrega a Kiev.

En reuniones separadas con el director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica, ambos dirigentes se mostraron "dispuestos" a trabajar con el regulador de la ONU para evitar incidentes en las numerosas instalaciones nucleares ucranianas.

Embed

100.000 evacuados en dos días

Rusia mantiene el asedio de las grandes ciudades ucranianas y miles de civiles llevan días protegiéndose de los bombardeos en sótanos y refugios improvisados. En algunos puntos, la situación humanitaria es crítica, según testigos.

Según un representante del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Sasha Volkov, los habitantes de Mariúpol, un puerto estratégico del mar de Azov, "han empezado a pelearse por la comida".

"Todas las tiendas y las farmacias fueron saqueadas hace cuatro o cinco días", agregó Volkov desde la ciudad, en una grabación de audio enviada a los medios.

Por la noche, Zelenski denunció además que los rusos habían atacado una ruta por donde debía transitar un convoy de ayuda humanitaria para la ciudad, asediada desde hace diez días. Es "terror descarado de parte de terroristas experimentados", afirmó.

El clamor de indignación se acrecentó tras el bombardeo el miércoles de un hospital pediátrico de esa localidad, que dejó al menos tres muertos, entre ellos una niña, según el ayuntamiento.

Rusia negó que su aeronáutica hubiese realizado misiones de ataque en la zona de Mariúpol y afirmó que "el supuesto bombardeo aéreo es una completa provocación puesta en escena para mantener el revuelo antirruso entre una audiencia occidental".

En Kiev, la mitad de la población huyó desde el inicio de la invasión, informó el alcalde, Vitali Klitschko.

Según Zelenski, alrededor de 100.000 personas fueron evacuadas en los últimos dos días de ciudades asediadas.

En dos semanas, más de 2 millones de refugiados huyeron a la Unión Europea, cuyos líderes se reunieron en una cumbre en Versalles (oeste de París) para analizar los impactos de la guerra.

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, alertó que el flujo no ha parado y que se trata de un "desafío muy grande" que los 27 deberán afrontar.

"Vamos a ver a más y más personas huyendo de Ucrania (...) No sabemos exactamente cuántas, pero diría millones", afirmó la comisaria sueca.

En esa cumbre, el primer ministro holandés, Mark Rutte, descartó "una vía rápida" para el acceso de Ucrania al bloque como solicitaba Kiev.

Sanciones

Desde el inicio de la invasión, Estados Unidos y sus socios de la OTAN apoyan a Kiev, pero evitan implicarse directamente en el conflicto.

Sin embargo, la Cámara de Representantes de Estados Unidos adoptó un nuevo presupuesto federal que incluye una partida de casi 14.000 millones de dólares para ayuda a Ucrania, en forma de asistencia humanitaria, armas y municiones.

El ministerio ruso de Defensa acusó a Estados Unidos de haber financiado un programa de armas biológicas en Ucrania y afirmó que había encontrado pruebas en laboratorios ucranianos.

En Rusia, las sanciones occidentales empiezan a pesar en la población. Las últimas empresas extranjeras en marcharse fueron los gigantes japoneses del videojuego Sony y Nintendo.

En lo virtual, Facebook suavizó las reglas sobre contenido violento en su red y permitirá discursos de odio contra dirigentes o el ejército ruso.

Putin advirtió que las sanciones pueden provocar un aumento de la inflación mundial por la subida de los precios de los alimentos, ya que Rusia no podrá exportar suficientes fertilizantes aunque, por ahora, mantendrá sus entregas de hidrocarburos.

Los miembros de potencias industrializadas del G7 pidieron a los países productores de gas y petróleo "aumentar sus entregas" para hacer frente a la subida de precios y los riesgos de escasez derivados de la invasión de Ucrania.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.54%
27304 votos

Las Más Leídas