Una iniciativa recoge denuncias de médicos y otros profesionales cubanos que han sido explotados por el régimen de La Habana en las llamadas "misiones" en el exterior. El objetivo es llevarlas, sin que figuren los firmantes de estas, ante la Corte Penal Internacional (CPI), en La Haya, de acuerdo con un reporte de Diario de Cuba.

Llamada Proyecto Zayas y dirigida por el presidente del Colegio de Abogados Penal Internacional (España), Blas Jesús Imbroda, la iniciativa busca reunir los testimonios de quienes han sufrido injusticias durante y después de las misiones, y presentarlos, bajo "el más estricto anonimato", a la CPI, a la que pertenecen 123 países.

El propósito es demostrar que el régimen de la Isla somete a los trabajadores a "esclavitud moderna", e impedir "siga violando tus derechos, los de tu familia, tu derecho y su derecho a la reunificación familiar, y los derechos de todos nosotros los cubanos", indica la campaña.

El promotor del Proyecto Zayas considera que será efectiva porque "los crímenes" de La Habana "no han sido cometidos en Cuba, sino en estados parte de la Corte Penal Internacional".

"El caso, por lo tanto, no presenta ningún trámite político, es 100% efectivo y debe desembocar, en cuestión de meses, en la orden de detención internacional (en 123 países) de los responsables de las 'misiones' de colaboración" del Gobierno cubano, señala.

Estos serían, al menos, el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez; el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal; el designado presidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz-Canel, y el primer secretario del Partido Comunista, Raúl Castro.

"¿Esperaremos 60 años más a ser libres? Sabemos del miedo, lo vivimos, pero tendrás todas las garantías que exijas, porque las tienen todos los que participan. Hay un momento en la vida para decir basta, y ahora estás protegido, no tendrás que poner tu nombre en la denuncia, nadie podrá tomar represalias contra ti o tu familia en la Isla. Tú, sin embargo, si podrás hacer valer tu experiencia para que se haga Justicia. La que no hemos tenido nunca… ¡hasta ahora!", promete la campaña a los posibles interesados.

"Quien decide participar firma con un código de identificación que oculta su identidad. Nadie puede conocer esas identidades. En la Corte Penal los testimonios NO se entregan al denunciado (es decir, el Gobierno de Cuba) y es imposible cualquier represalia. Además son privados, son custodiados. No entran en la Isla, no corren peligro. No constan, no existen, no están impresos. Están protegidos por el promotor y nadie accede a ellos. Cuando entran se contabilizan, se tabulan, y se guardan y no vuelven a ser accesibles, para nadie", explica.

Los interesados deberán rellenar dos planillas. Una recoge su testimonio: la forma en que fue reclutado, las condiciones del contrato al que estuvo sujeto, las restricciones que el Gobierno impuso a sus libertades y cuánto recibía por su trabajo.

La segunda planilla incluye los datos del participante —que permanecerán en secreto— y un código privado elegido por este, que es el nexo entre los dos documentos.

Esa segunda planilla "sirve para que el promotor sepa que hay alguien que avala la declaración. Se audita por el promotor para validar los datos, evitar falsificaciones y descartar 'infiltraciones'", indica la campaña. Luego, "se guarda y jamás se entrega, a nadie", asegura.

Los participantes deben descargar las planillas, rellenarlas, escanearlas y enviarlas a areainternacional@bufeteimbroda.es.

El equipo de Imbroda garantiza la confidencialidad. Los interesados pueden además consultar dudas al opositor exiliado Javier Larrondo, participante en la iniciativa, a través del teléfono (+34) 647564741.

La venta de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es la principal fuente de ingresos del Gobierno cubano, que se queda con hasta más del 75% de lo que pagan los países de destino por los servicios de los trabajadores cubanos.

El Proyecto Zayas toma su nombre del médico y patriota cubano Juan Bruno Zayas, pero va dirigido "a todos los trabajadores de todos los rubros que han laborado en el extranjero sometidos a las directrices y restricciones del Estado cubano en esclavitud moderna".

La iniciativa cuenta con el apoyo de las fuerzas políticas españolas Partido Popular y Ciudadanos, además del respaldo de organizaciones y defensores de los derechos humanos.

"Da ese paso por ti, por tu familia, por tus amigos, por tu barrio, por tu infancia, por el pueblo que quedó atrás y que es esclavo de la pobreza, el miedo y la resignación", insiste la iniciativa a los trabajadores explotados por La Habana.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las acciones emprendidas por Juan Guaidó y el Parlamento venezolano están en el camino correcto para generar un cambio político en Venezuela?

Las Más Leídas