Embed

Rusia anunció este sábado la toma completa de la ciudad de Peski, en Donetsk, al este de Ucrania. Sin embargo, las autoridades ucranianas no han confirmado la toma de esta ciudad, sino que según el último informe, continúan los enfrentamientos en Peski. Además, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidió imponer sanciones contra la industria nuclear de Rusia por la "amenaza" de Moscú en las inmediaciones de la central de Zaporiyia, después de que las tropas rusas tomasen el control de la misma.

Este fin de semana, Ucrania y Rusia intercambiaron nuevas acusaciones de realizar ataques alrededor de la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa y que ha sido bombardeada repetidamente la última semana.

Te puede interesar

La planta en el suroeste de Ucrania ha estado ocupada desde marzo por fuerzas rusas y Kiev acusa a Moscú de instalar allí a cientos de soldados y almacenar armas.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, acusó el sábado a Rusia de "chantaje" nuclear, al aseverar que Moscú utiliza la planta nuclear para "intimidar gente de manera muy cínica", en su mensaje televisado diario.

"Ellos organizan provocaciones constantes con el bombardeo del territorio de la planta nuclear e intentan llevar fuerzas adicionales en esa dirección para chantajear a nuestro estado y a todo el mundo libre", agregó.

Aseguró que las fuerzas rusas se "ocultan" en la planta para bombardear las localidades de Nikopol y Marganets, que están bajo control ucraniano.

La agencia nuclear ucraniana Energoatom advirtió a los pobladores de la ciudad de Energodar, donde está ubicada la planta, no salir la calle en la medida de lo posible debido al bombardeo ruso.

"Según los residentes, hay nuevos bombardeos en dirección de la planta nuclear (...) El tiempo entre el disparo y la llegada de la bomba es de 3-5 segundos", dijo el operador nuclear el sábado en Telegram, al compartir un mensaje de un jefe local en Energodar, bajo control de Kiev.

Pero autoridades prorrusas en las áreas ocupadas de Zaporiyia culparon a las fuerzas ucranianas de los ataques.

"Energodar y la planta nuclear de Zaporiyia nuevamente están bajo ataque de militantes de Zelenski", afirmó Vladimir Rogov, miembro de la administración instalada por Moscú.

Los misiles cayeron "en áreas situadas a orillas del río Dnipro y en la planta", aseguró, sin reportar bajas o daños.

Ese río divide las áreas controladas por Rusia y Ucrania.

Catástrofe nuclear

Las acusaciones de Kiev y Moscú de bombardeos en la planta nuclear este mes despertaron temores de una catástrofe nuclear.

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró el jueves una reunión de emergencia y advirtió de una "grave" crisis en marcha en Zaporiyia.

Ucrania dijo que los primeros ataques, el 5 de agosto, golpearon un cable de alto voltaje y apagaron uno de los reactores.

Otros ataques realizados el jueves dañaron una estación de bombeo y sensores de radiación.

Ucrania, con apoyo occidental, pidió una zona desmilitarizada alrededor de la planta y exigió el retiro de las fuerzas rusas.

En la ciudad de Marganets, a 13 km de la instalación nuclear y controlada por Ucrania, los residentes ven la planta con un sentido oscuro de la realidad.

"Usted sabe que si morimos, ocurrirá en un segundo, no sufriremos", dice Anastasia, de 30 años, a la AFP. "Me tranquiliza que mi niño y mi familia no sentirán dolor".

Los militares ucranianos llamaron a no visitar la ribera del Dnipro por temor a que los soldados rusos disparen desde el otro lado.

"Hay un miedo constante, y las noticias dicen que la situación en la planta es muy tensa, así que cada segundo que pasa es más terrible", advierte Ksenia, de 18 años, mientras atiende clientes en un café en la principal calle comercial de la ciudad.

"Uno teme ir a dormir porque aquí de noche pasan cosas terribles", dice.

Entretanto Ucrania afirmó el domingo que las tropas rusas que franquearon el río Dnipro en la región de Jersón, ciudad del sur ocupada por Rusia, se arriesgan a quedar bloqueados ahí luego de que fueran dañados los puentes del lugar.

"Los únicos medios de atravesar el río por parte del ocupante son los puentes laterales del puente Antonivski, pero no podrán responder totalmente a sus necesidades", declaró a la televisión ucraniana un diputado regional, Sergui Khlan.

Según él, "Rusia traslada a sus centros de comando de la ribera derecha a la izquierda, conscientes de que en caso de escalada, no podrán ser evacuados a tiempo".

Calculó en 20.000 el número de soldados rusos presentes en la ribera derecha del río y precisó que pueden todavía "atravesar los puentes dañados a pie".

Las tropas rusas se habían apoderado a comienzos de la invasión de Ucrania de Jersón, en el río Dnipro, única capital regional que han conquistado hasta ahora.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.84%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.53%
27274 votos

Las Más Leídas