BRUSELAS.- La Unión Europea insistió este lunes en la necesidad de rebajar la tensión sobre la península coreana, tras la reunión celebrada en Bruselas entre la alta representante de la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y los embajadores comunitarios del Comité Político y de Seguridad.

Tras la reunión se difundió una declaración sobre la situación en relación con la península coreana, en la que se indica que "hay una necesidad urgente" de rebajar las tensiones y se afirma que es "una prioridad para la Unión Europea y para el resto de la comunidad internacional".

Se hace un llamamiento a la República Popular Democrática de Corea (RPDC) para que se abstenga de cualquier nueva acción provocadora que sólo pueda aumentar las tensiones regionales y mundiales.

La declaración de Mogherini señala que "en una coyuntura tan crítica, la Unión Europea apoya el trabajo diplomático con nuestros interlocutores encaminado a la desescalada de la situación y a lograr una desnuclearización completa, verificable e irreversible de la Península Coreana, a través de medios pacíficos y no militares. Esta es la única manera de encontrar una paz duradera".

Mogherini afirma también que a raíz de sus reuniones con los principales actores regionales e internacionales durante el Foro Regional de la ASEAN en Manila, convocó hoy una reunión del Comité Político y de Seguridad de la UE para debatir un enfoque común.

En esta reunión se convino que la UE y sus Estados miembros fortalecerán su labor diplomática dirigiéndose a la República de Corea, Estados Unidos, China, Rusia y Japón, así como a la República Popular Democrática de Corea, para transmitir el mensaje europeo de mantener la unidad de la comunidad internacional para abordar dicho desafío.

"La Unión Europea está dispuesta a apoyar el proceso hacia un diálogo creíble y significativo con la RPDC y la comunidad internacional, con la República de Corea a la cabeza", afirma dicha declaración.

En este contexto se indica que "la continua aceleración de los programas nucleares y de misiles balísticos de la RPDC constituye una grave y preocupante violación de las obligaciones internacionales de la RPDC, como se establece en varias resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

La adopción unánime el 5 de agosto por el Consejo de Seguridad de la ONU de la Resolución 2371 (2017) demuestra, según indica la declaración, que la comunidad internacional "está plenamente unida detrás de la creciente presión internacional para lograr una solución pacífica".

Federica Mogherini afirma que seguirá manteniendo contactos regulares con sus homólogos en la región e indica que la UE continuará observando los acontecimientos y estudiará nuevas medidas y respuestas apropiadas en estrecha consulta con los principales asociados y en consonancia con las deliberaciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

"No se deben ahorrar esfuerzos diplomáticos para evitar una mayor escalada (en el conflicto) y encontrar una solución a esta crisis que pone en peligro no sólo el régimen general de no proliferación (nuclear), sino también la seguridad de Asia y el mundo", agrega la declaración.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario