Esta semana, el Congreso regresó a Washington y comenzó nuestra sesión legislativa con la noticia de que se había suspendido el Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés), para los aproximadamente 200.000 salvadoreños que residen en los Estados Unidos. Ahora se unen a los nicaragüenses y haitianos cuyo estado migratorio bajo TPS está por vencer; y muchos temen que los hondureños sean los próximos en ver su estatus bajo TPS, abolido.

Estoy trabajando con mis colegas del Congreso para proteger a las muchas personas trabajadoras, que han contribuido tanto a nuestra nación.

Junto con mis colegas en el Congreso, los representantes Clarke y Jayapal, presenté la Ley ASPIRE que proporcionaría seis años de "estado protegido" para los beneficiarios del TPS que ya han vivido aquí un mínimo de cinco años. En lugar de esperar la renovación o revocación de su estatus cada 18 meses, los beneficiarios actuales del TPS podrán permanecer en los EEUU Por un período renovable de seis años. También copatrociné la Ley ESPERER, presentada por mi amigo y colega, el representante Carlos Curbelo, que proporciona un camino hacia la residencia permanente para los beneficiarios del TPS de Haití, Nicaragua, El Salvador y Honduras que llegaron a los Estados Unidos antes del 13 de enero de 2011.

Además, el Congreso debe permanecer enfocado en proteger a los dreamers, que llegaron a nuestro país siendo niños o adolescentes. Durante la semana pasada, me reuní con dreamers del sur de la Florida y de todo el país en mi oficina de Washington, quienes expresaron el mismo deseo: tener certeza sobre su estatus migratorio.

He patrocinado el Dream Act, junto con mi colega, la representante Lucille Roybal-Allard, para darle a los soñadores un camino hacia su ciudadanía. Muchos otros proyectos de ley también se han presentado y nuestro mensaje al liderazgo es que debemos actuar ahora para proteger a todos los dreamers.

Espero sinceramente que tomemos las medidas necesarias para seguir protegiendo a estas personas que se han convertido en una parte esencial de nuestra gran nación. Yo prometo seguir abogando por los dreamers en los pasillos del Congreso y asegurar que se escuche su voz que representa las prioridades de estas personas trabajadoras que solo desean contribuir positivamente a nuestro país.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Crees que el medio centavo de impuesto adicional ha mejorado el transporte público en Miami-Dade?

Sí, lo necesario
Sí, pero no lo suficiente
No, en lo más mínimo
No, ha desmejorado
ver resultados

Las Más Leídas