Como su representante en el Congreso siempre ha sido un honor servirle a usted, mis amigos y vecinos en el sur de la Florida. Desde ayudar a las personas discapacitadas, a los veteranos que vuelven a casa después de servir a nuestra nación o a los pacientes sometidos a tratamientos para enfermedades traumáticas, mis puertas siempre han estado abiertas para los necesitados. Así que hoy quisiera hablarles sobre la ley Deferment for Active Cancer Treatment Act, un esfuerzo que estoy dirigiendo y que ayudará a los pacientes con cáncer, un grupo de pacientes a menudo ignorados y sin voz. Según la Sociedad Americana del Cáncer, este año más de 1,6 millones de estadounidenses tendrán sus vidas para siempre trastornadas por dos simples palabras: "tienes cáncer". Más de 70.000 de estos nuevos diagnosticados con cáncer serán adolescentes y adultos jóvenes.

Para estas personas, un diagnóstico de cáncer va más allá del tratamiento exhaustivo y el aumento de los gastos médicos. A menudo, para dedicarse a sus tratamientos, los pacientes pierden sus empleos o quedan subempleados, dejando a un número cada vez mayor de hombres y mujeres en nuestras comunidades, muchos de ellos adultos jóvenes, que se enfrentan con la difícil realidad de tener que elegir entre pagar sus préstamos estudiantiles o cubrir los costos de su tratamiento médico. Con tales circunstancias extremas, más pacientes con cáncer se están encontrando desprovistos de alternativas viables y se ven obligados a incumplimiento de sus préstamos, lo que se suma a la tasa de morosidad del préstamo estudiantil nacional del 11.2 por ciento.

No puedo estar de brazos cruzados cuando tantos pacientes con cáncer tienen que elegir entre pagar sus préstamos estudiantiles o sus tratamientos contra el cáncer. Por esta razón, mi colega el representante Ed Perlmutter y yo hemos presentado la ley Deferment for Active Cancer Treatment Act. Este proyecto de ley permitirá a las personas que son diagnosticadas con cáncer aplazar los pagos de préstamos estudiantiles públicos mientras reciben tratamiento. También, asegura que los intereses no se acumulen durante el período de aplazamiento. Creo firmemente que esta iniciativa les proporcionará estabilidad financiera muy necesaria y les permitirá centrarse en recuperar su salud sin la amenaza de incumplimiento o sus consecuencias financieras negativas. Pero este proyecto de ley también ayudara a los prestamistas mediante el empoderamiento de los prestatarios quienes continuarán pagando sus préstamos al finalizar sus tratamientos, lo que resultará en menor incumplimiento.

A lo largo de mi carrera en el Congreso, mi objetivo siempre ha sido proporcionar una mano amiga a quienes lo necesitan, tanto en el sur de la Florida como a todos los necesitados en nuestra nación. Debemos mostrar compasión y ayudar a aquellos que viven probablemente el período más difícil de sus vidas y permitirles concentrarse en vencer el cáncer, y sin tener la preocupación de pagar sus préstamos estudiantiles, y este proyecto de ley hará precisamente eso. Espero ansiosamente trabajar con mis colegas para asegurar que este proyecto se convierta en ley y que proporcionemos esta tan necesaria asistencia a los pacientes con cáncer en nuestra nación.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario